BÚSQUEDA AVANZADA
    
CENTRO DE INFORMACIÓN E INVESTIGACIONES    COLECCIONES    REVISTA DIGITAL fnCl    CONTACTOS    ENLACES
 
La cineasta chilena Coti Donoso presentó el libro El otro montaje: reflexiones en torno al montaje documental

La realizadora presentó su trabajo en Guayaquil, en una conversación en la Universidad de las Artes sobre sus perspectivas del montaje.

La cineasta chilena Coti Donoso presentó uno de los pocos libros que existen sobre este trabajo en el Festival Encuentros del Otro Cine (EDOC). El realizador chileno Pedro Chaskel cuenta en una entrevista con su colega, Coti Donoso, que cuando empezó a hacer cine tenía que pegar dos tomas, raspar la película por ambos lados, poner la acetona y finalmente esperar a que se seque. “Era una lata, pero además y si después querías cambiar algo tenías que repetir esto sin que se rompiera nada, que generalmente no pasaba”, dice Chaskel.

Si se rompía tenía que poner un cuadrito negro que midiera exactamente la misma longitud del error y  que coincidiera con el sonido. En la época análoga del montaje había que pensar bastante antes de hacer una narración o de cambiar algo.

La entrevistadora recoge este y otros diálogos en El otro montaje: reflexiones en torno al montaje documental, una publicación que aparece como Coca Cola en un desierto. “Se escribe tan poco sobre montaje. Se escribe menos sobre montaje documental”, dice en el prólogo Carlos Flores del Pino, otro documentalista chileno.

Donoso presentó este libro en Quito y Guayaquil, en el marco del Festival Internacional Encuentros del Otro Cine (EDOC) que cerró en ambas ciudades. La chilena trabaja en este libro las posibilidades que tienen los montajistas con el documental y cómo cambió el camino que tienen por recorrer con el formato digital.

“Con el montaje digital —dice Chaskel— se acabaron todos los problemas (manuales), en consecuencia se piensa menos y se experimenta más. No sé qué es mejor ni peor. Se supone que, en principio, siempre la libertad de creación es mejor”.

Para Chaskel la ventaja del montaje digital es la posibilidad de hacer varias versiones de una misma cosa y guardarla. “La libertad —concluye— de decidir en el digital es gigante, la responsabilidad del director es mayor todavía”. Para Donoso los cambios que trajo al montaje el formato digital son fantásticos, pero cree que hay que tener mucho cuidado con el punto de vista. “El gran peligro que tenemos hoy es ir a filmar sin una mirada. Eso implica que podemos filmar horas y horas sin un foco y luego es un dolor de cabeza para el montajista”, dijo la investigadora durante la presentación de su libro, en la Universidad de las Artes de Guayaquil. 

Considera que cuando al montajista le llega un material “más acotado, el montaje se va a ir resolviendo de mejor manera a si tienes 40 horas para algo que podías resolver en dos horas. Nosotros somos recolectores y recolectamos lo que necesitamos”.

Entre los filmes que ha montado Donoso está la Tierra sola, de Tiziana Panizza. En él, la documentalista recoge 32 películas que registran la vida común de la Isla de Pascua, el lugar más alejado de la tierra en la costa del Pacífico, en Chile. Sus habitantes fueron durante mucho tiempo un misterio para los viajeros. La casa de sus colonos, una empresa de ovejas que no les permitía salir de su casa, se convirtió en el hogar del enviado de Augusto Pinochet, durante la dictadura y después en una cárcel donde los pocos presos no enfrentan largas sentencias.

Según Donoso era importante encontrar un hilo que permitiera distinguir los filmes que la cineasta encontró con la realidad contemporánea a través de símbolos como la idea de la cárcel y su transformación. Se trataba de hablar de decolonizar.

Carlos Flores, otro de los cineastas de la vieja guardia chilena, sostiene en el libro de Donoso que el ser humano es por inercia un montador, “no solo en la sala del montaje, el montaje es un proceso de selección de material. Creo que ese proceso se está haciendo siempre, incluso antes de hacer una película”.

(Fuente: Eltelegrafo.com.ec)

Copyright © 2018 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.