Compartir en las redes sociales
Ir a la página de inicioContactoBuscarEnlaces
Finalmente Colombia cuenta con una Ley Audiovisual

La Ley Pepe Sánchez, oficialmente aprobada en el Senado de la República de Colombia el 23 de mayo de 2017, introduce un cambio crucial en la legislación del país que permitirá por primera vez a los creadores audiovisuales participar de los beneficios de sus obras. Esta ley significa que muchos directores y guionistas podrán percibir regalías por derecho de autor. Entidades argentinas como Argentores y DAC e internacionales como CISAC han sido claves en el apoyo a la creación de esta y de otras sociedades en Latinoamérica.

A partir de ahora, Redes y DASC, sociedades de gestión de autores y directores colombianos respectivamente, contarán con las herramientas legales aptas para defender los derechos de sus creadores.

Se ha dado un paso adelante en el terreno internacional de la remuneración equitativa de directores y guionistas cinematográficos: Colombia es el último país que ha adoptado una legislación que recoge derechos nuevos y muy importantes para los creadores audiovisuales.

Gratamente sorprendido por la noticia, que recibió en el Festival de Cine de Cannes, el destacado director chino Jia Zhang Ke, vicepresidente de la CISAC y promotor de la campaña internacional a favor de un trato justo a los creadores audiovisuales, expresó: “Este sencillo cambio legislativo es algo necesario a escala internacional. Servirá para atraer más creadores de talento a la industria del cine y contribuirá a desarrollar los mercados del sector en muchos países, China entre ellos”.

La nueva ley se basa en otras experiencias similares ya en vigor en Francia, España, Chile e India, modificando la ley de derecho de autor en Colombia al incorporar el derecho a la remuneración de guionistas y directores por la comunicación pública y puesta a disposición de sus obras.

En la mayoría de los países los directores y guionistas no tienen este derecho y, por consiguiente, se les niega la posibilidad de compartir el éxito comercial de sus películas y programas de televisión.

Colombia es el último de un creciente número de países en reconocer el derecho a una remuneración equitativa. Chile adoptó en 2016 la ley Ricardo Larraín, así llamada por el famoso director chileno, con lo que América Latina se convirtió en la impulsora de la adopción internacional de los nuevos derechos.

Entre los países en los que se están revisando los derechos de los creadores audiovisuales se encuentra China, donde un nuevo proyecto de ley del derecho de autor reconoce a los directores y guionistas como autores de obras audiovisuales.

En Europa, los cineastas están presionando a la UE para que lleve a cabo reformas legales. En un llamado a la acción, emitido por 90 directores de cine el 22 de mayo en el Festival de Cine de Cannes se instaba a la UE a actuar mediante el proyecto de Directiva del Derecho de Autor, que actualmente se debate en el Parlamento Europeo. “Hay que consolidar el derecho de los autores a vivir de su arte, para que puedan seguir creando”, dice el “Llamamiento de los cineastas europeos”.

La ley colombiana fue defendida por la congresista y renombrada activista de los derechos humanos Clara Rojas y aprobada en el primer debate en la Cámara de Representantes en 2016. Lleva el nombre del galardonado escritor y director colombiano, una de las figuras más influyentes del mundo cultural colombiano y convencido defensor de los derechos de los creadores. Pepe Sánchez murió en diciembre de 2016.

La adopción de la ley ha sido celebrada por los creadores y organizaciones que han luchado por el cambio en Colombia y en todo el mundo. Entre esas organizaciones se encuentran la DASC y la REDES, sociedades colombianas que representan a directores y guionistas, y la CISA y Writers & Directors Worldwide, de carácter internacional.

Mario Mitrotti, presidente de la DASC, y Alexandra Cardona Restrepo, presidenta de REDES, celebraron la nueva ley en una declaración conjunta: “La Ley Pepe Sánchez significa un avance trascendental, no solo para los guionistas y directores, sino para la salud de nuestro sector cinematográfico. Reconoce los derechos, la dignidad y las regalías por derecho de autor que se merecen los creadores audiovisuales. Ayudará especialmente a las nuevas generaciones de talentosos directores y guionistas, al permitir que por primera vez muchos de ellos perciban regalías por sus obras”.

Fuente: EscribiendoCine
Copyright © 2017 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.