“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez

CRITICA


  • Al final del túnel, un suspenso que obtiene sobresaliente
    Por Frank Padrón

    Al final del túnel (2016), filme facturado entre España y Argentina, es el tercer largo escrito y dirigido por Rodrigo Grande (Rosarigasinos y Cuestión de principios), del país latinoamericano.

    En un viejo caserón que conoció tiempos mejores, digno de Edgar Allan Poe, vive Joaquín, un hombre en silla de ruedas; él decide alquilar una habitación, y ante el anuncio responde la bailarina de striptease, Berta, quien se muda allí con su hija Betty, y da al lugar (y al anfitrión) un poco más de vida. Pero una noche, mientras repara ordenadores en su sótano, Joaquín escucha un tenue ruido que le hace descubrir una banda de atracadores que está construyendo un túnel bajo su casa para robar un banco, por lo cual empieza a espiar a los ladrones con el fin de frustrar sus planes y, así, se llevará no pocas sorpresas, incluyendo algunas relacionadas con su inquilina.

    Lo que comienza como un thriller más (si bien la lograda ambientación, ayudada por una fotografía nada menos que del maestro Félix Monti, se aprecia desde los inicios) va adquiriendo unos giros inusitados que lo elevan por encima de la media; no hay dudas de que estamos ante un suspense apoyado en un bien pensado guion que, además de la adrenalina y el ritmo habituales, incursiona en perfiles sicológicos inteligentes (como la personalidad de la niña), y despliega un ingenio que hace tiempo se echa de menos en las producciones al uso.

    Cierto que hay algún desbalance entre la primera parte (algo más dilatada de lo necesario) y la segunda, en la que se desencadenan los conflictos y comienzan las vueltas de tuerca del relato, donde se localiza lo más disfrutable del filme; también puede echársele en cara lo manido de la seducción de Berta y el inevitable romance, quizá resuelto de una manera que se aleja de la originalidad con que se diseñan otros puntos de la narración, pero, sin dudas, Al final del túneles un thriller de altura, donde la sombra (benefactora, por supuesto) de Hitchcock o De Palma se descubre en no pocos momentos, y ya se sabe lo que le ocurre “al que buen árbol se arrima”.

    Las actuaciones de notables intérpretes tanto argentinos como españoles completan los méritos del filme: Leonardo Sbaraglia (Relatos salvajes) y Clara Lago (Ocho apellidos vascos) protagonizan, aportando credibilidad y fuerza a sus roles, y son admirablemente secundados por Pablo Echarri, Federico Luppi y Javier Godino, entre otros.

    Al final del túnel no es quizás una obra maestra del género, pero sí un título motivador y sugerente, que incluso satisfará a muchos que no son precisamente fanáticos de este tipo de filmes.


    (Fuente: Cartelera de Cine y Video ICAIC)


PELICULAS RELACIONADAS
Al final del túnel


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2017 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.