“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA


  • El Festival Internacional de Cine de Cartagena (Ficci) desde la óptica de Diana Bustamante
    Por Cristian Garavito

    Cuando la cineasta paisa Diana Bustamante estudiaba en la Universidad Nacional asistió al Festival Internacional de Cine de Cartagena. Fue alumna, espectadora, concursante, jurado y, ahora, como directora artística, es una de las líderes del festival enfocado en el cine iberoamericano. Refiriéndose a la plícula de apertura, que dsde hace seis años es colombiana, declaró: "Este año será The Smiling Lombana. La competencia colombiana reúne este año cuatro películas de ficción y cuatro documentales, muchas de ellas haciendo su  première mundial en el festival".

    Es la directora artística del Ficci, un festival al que asistía como estudiante.

    Estar en el Festival Internacional de Cine de Cartagena es ver todo el proceso de transformación que ha tenido, en el que Lina Rodríguez, quien es la directora ejecutiva, es un personaje fundamental, así como el Ministerio de Cultura y la ciudad. Ser parte de una transformación es superbonito y hay una relación absolutamente afectiva con eso y con los estudiantes, que para mí son un público superimportante dentro del festival, porque me veo en ellos.

    Son muchos los estudiantes que viajan de universidades de todo el país para el Ficci.

    La acreditación para estudiantes la formalizamos hace cuatro años y en cada edición crece más. La primera vez eran 50 estudiantes acreditados formalmente y el año pasado estábamos arriba de los 500. Ahora pasan cosas muy interesantes. No son sólo estudiantes de carreras relacionadas con lo audiovisual, sino de otros pregrados y de la básica. Lo audiovisual hoy es parte esencial de la formación.

    Sus películas también participaron y fue jurado. ¿Cómo es ver el Ficci desde adentro?

    Es intenso, porque el festival es un emprendimiento grande. Hay muchas complejidades alrededor, políticas, económicas y de manejo de ciudad. Verlo desde adentro y en retrospectiva también te da un poco más de consideración con el evento. Cuando se está en las entrañas del trabajo y se conoce todo lo que implica, uno aprende a quererlo y valorarlo mucho más.

    Usted viaja buscando las películas que harán parte del festival. ¿En qué lugares ha estado?

    Visitamos varios festivales. Normalmente arranco en Cannes, Toronto y varios latinoamericanos que hacen parte de nuestra agenda (Brasilia, Belo Horizonte, Lima). No se puede asistir a todos los eventos, porque son muchos durante el año.

    ¿Cómo es el proceso para seleccionar la muestra final del Ficci?

    Es un proceso largo. Hay unos coordinadores de programación que nos ayudan a ubicar las películas. Vemos cerca de 1.200 largometrajes para programar 50 y 800 cortos para elegir 20.

    Vienen de muchos sitios y algunos se inscriben en nuestra plataforma. No hay una forma exacta. Hay muchos criterios para programar, hay películas que decido invitar saliendo de la proyección y otras que están opcionadas durante uno o dos meses y tomamos la decisión según los vínculos y lecturas diversas que se pueden hacer de esa película respecto a todo el programa.

    ¿Cómo hace una persona que ve tantas películas para llegar a una selección de favoritas?

    Dentro de cada sección tengo mis favoritas. A veces no es ni siquiera como “la favorita”, porque las películas dependen del momento en el que las ves. En ocasiones estás pensando cosas, haciéndote preguntas, y aparece una película que te empieza a hablar de esas dudas que tienes. Esas 50 películas de la competencia son mis favoritas dentro de las miles que vimos.

    ¿Cuál es el rol del cine colombiano en esta edición del festival?

    El Festival de Cine de Cartagena tiene un compromiso radical con el cine colombiano, ha sido una parte fundamental de todo este crecimiento y buen momento de la industria cinematográfica colombiana. Desde hace seis años, nuestra película de apertura es del país. Este año será The Smiling Lombana. La competencia colombiana reúne este año cuatro películas de ficción y cuatro documentales, muchas de ellas haciendo su premier mundial en el festival. Hay muchas actividades de industria y academia que dirigimos a necesidades que conocemos del cine del país.

    ¿Por qué dicen que el festival es “felizmente caribe”?

    Ser caribe está vinculado a la felicidad, pero también a la nostalgia. La identidad del festival se constituye desde ahí: no sólo es Cartagena, sino ser caribeño, que es la nostalgia, la libertad, la capacidad reflexiva, la vivencia de la felicidad y de la intensidad emocional. Nos parece muy importante, en un país que es bastante centralista, revindicar un evento cultural que parte de la identidad cartagenera. No soy de la ciudad, pero me comprometo con la causa caribe.

    El festival fue el primer evento cinematográfico en enfocarse en el cine Iberoamericano.

    Nuestras competencias principales son la iberoamericana de ficción, documental y la colombiana. Hay nueve películas en la competencia iberoamericana que demuestran la diversidad de nuestro cine.


    (Fuente: Elespectador.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2018 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.