“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA
  • Rojo, de Benjamin Naishtat


    66 San Sebastián: premios para el cine latinoamericano

    La película argentina Rojo, de Benjamin Naishtat, se llevó los premios al Mejor Director, Mejor Actor (Dario Grandinetti) y Mejor Fotografía (Pedro Sotero) en el 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián que finalizó consagrando a Entre dos aguas, del español Isaki Lacuesta con la Concha de Oro. También triunfó Familia sumergida, de María Alché, en Horizontes Latinos, donde El motoarrebatador, de Agustín Toscano, se llevó la Mención Especial.

    El 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián ha concedido su máximo galardón, la Concha de Oro, a la película de Isaki Lacuesta Entre dos aguas, que combina realidad y ficción en un relato con los mismos protagonistas que su aclamada La leyenda del tiempo (2006). Es la segunda vez que Lacuesta se lleva el máximo galardón del certamen donostiarra. Lo hizo por primera vez en 2011 con Los pasos dobles.

    El cineasta une así su nombre al de otros cinco directores que en la historia del certamen han conseguido dos veces la Concha: Francis Ford Coppola, el iraní Bahman Ghobadi, el mexicano Arturo Ripstein y los españoles Imanol Uribe y Manuel Gutiérrez Aragón.

    El jurado, presidido por Alexander Payne, reconoció "una película que incita al espectador a experimentar de manera íntima y verosímil las vidas de sus protagonistas" y que compone un "compasivo retrato social".

    La película Alpha, the Right to Kill del director filipino Brillante Mendoza, ha obtenido el Premio Especial del Jurado. Mendoza ha llevado a la pantalla una historia de corrupción policial con el trasfondo de la guerra antidrogas del presidente filipino Rodrigo Duterte, que ha dejado más de 7.000 muertos en dos años.

    Por su parte, el realizador argentino Benjamin Naishtat ha conseguido la Concha de Plata como mejor director por su labor en Rojo. Protagonizada por Alfredo Castro y Dario Grandinetti, que obtuvo también la Concha de Plata como mejor actor del Zinemaldia, la película, que además se llevó el premio a la fotografía, está ambientada en los años 70, en las vísperas del golpe militar de Jorge Rafael Videla, y es una de las primeras cintas argentinas que pone el acento en la complicidad civil durante la dictadura.

    Al recibir el premio, Naishtat criticó duramente la actual gestión pública de la cultura en su país. "La cultura dignifica, es parte de la dignidad de un pueblo, y la dignidad no se negocia", dijo.

    La noruega Pia Tjelta, protagonista de Blind spot, se ha alzado con la Concha de Plata a la mejor actriz. En la película, dirigida por Tuva Novotny, interpreta a una madre que atraviesa dificultades para entender la crisis de su hija adolescente, cuando la tragedia golpea a toda la familia.

    El premio al mejor guion ha reunido a dos grandes escritores fílmicos europeos en un premio ex aequo. Paul Laverty, el redactor de los libretos de las películas de Ken Loach, ha logrado el galardón con su adaptación en Yuli, de Icíar Bollaín, de la autobiografía del bailarín Carlos Acosta, uno de los grandes nombres del ballet y un hombre que rompió tabúes: mulato, de familia pobre, de crío se resistió a asumir su enorme talento, escapándose de las escuelas de danza y solo la perseveracia de su padre, un hombre violento que entendió que de esa manera su hijo escaparía de la miseria. El trofeo es compartido con la película de L'homme fidèle de Louis Garrel, escrito por Garrel, que también la protagoniza,  y Jean-Claude Carrière.

    En la sección Horizontes Latinos ganó la argentina Familia sumergida, de María Alché y la mención fue para El motoarrebatador, de Agustín Toscano. En Nuevos Directores, triunfó la sorprendente japonesa Jesús, de Hiroshi Okuyama, sobre un niño que habla con un pequeño Jesús.

    FIPRESCI (Federación Internacional de Críticos de Cine) entregó su premio en la competición del 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián a High Life de la francesa Claire Denis. El Premio Feroz, entregada por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE), fue para Quien te cantará del español Carlos Vermut. Mientras, Entre dos aguas de Isaki Lacuesta recibió el Premio SIGNIS.

    El premio Zabaltegi-Tabakalera fue, por su parte, para el cortometraje Song for the Jungle, del francés Jean-Gabriel Périot, con una mención especial para Los que desean, otro cortometraje, de la española Elena López Riera.

    Entre los otros premios paralelos destaca el Premio del Público para Un día más con vida, de Raúl de la Fuente y Damian Nenow y el Premio del Público a Mejor Película Europea para Girl de Lukas Dhont, que también se llevó el Premio Sebastiane a Mejor Película de temática LGBTI.

    Por último, el Premio Irizar al Cine Vasco fue para Ciervo, de Koldo Almandoz, y el Premio de la Juventud, para Viaje al cuarto de una madre, de Celia Rico Clavellino.


    (Fuente: Escribiendocine.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2018 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.