“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA


  • Vientos del sur, un estreno luego de 30 años de ausencia de películas cusqueñas
    Por Luis Alberto Hernández

    PorEl Imperio Inca tuvo su capital en la ciudad del Cusco o Cuzco, una de las urbes más importantes del Virreinato del Perú, la cual en manos de conquistadores españoles se llenó de iglesias, palacios y plazas barrocas y neoclásicas. Hoy día, estas edificaciones han posicionado al Cusco como uno de los principales destinos turísticos en territorio peruano.

    Aunado a ello, en 1983 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco; 10 años después, la Constitución Política de 1993 declaró a la ciudad como Capital Histórica del Perú, y por si fuera poco, la gran cantidad de monumentos que posee le ha valido el seudónimo de la Roma de América.

    Y la riqueza cultural de la región no se detiene ahí, ya que durante una década (desde 2004) fue sede del Festival Internacional de Cortometrajes Cusco Perú (FENACO), realizado en noviembre y considerado como el certamen cinematográfico internacional más importante al sur del país sudamericano. Con todo y eso, el cine cusqueño se mantuvo fuera de las salas comerciales por un largo periodo de 30 años, pero dicho estancamiento llegó a su fin, ya que el próximo jueves 6 de diciembre se estrena a nivel nacional Vientos del sur (dirigida por Franco García Becerra), cuya distribución correrá a cargo de la empresa Tondero.

    La trama es sobre Nina (Carolina Niños de Guzmán), que se reencuentra con su abuelo Fausto (Raúl Chaparro) después de 15 años. Él está obsesionado con la idea de que en su casa existe un “tapado”, o lo que es lo mismo un tesoro familiar escondido. Sin embargo, será solamente la reunión entre nieta y abuelo lo que hará replantear sus vidas y encontrar una explicación al rumbo solitario que llevan.

    Un homenaje al acervo cultural

    Franco García recuerda lo que su madre le contaba sobre la vida tranquila que tuvo durante su infancia lejos de la ciudad del Cusco. “Con el paso del tiempo, eso cambió. Muchos tuvieron que migrar a la zona urbanizada y regresaban al pueblo de vez en cuando. Eso sí, una vez que volvían a su tierra, la felicidad les regresaba a sus rostros, sobre todo al de mis abuelos. Esas vivencias que experimenté de cerca, sumadas a los relatos familiares sobre los “tapados” en cada rincón, inspiran gran parte de la historia. El filme es una distinción a esas vidas, a ese pasado. Considero que es un aporte importante a la cultura cusqueña y a sus tradiciones”, afirma el cineasta, que ha ganado el Premio Nacional de Cortometrajes, Conacine, por el corto Indie (2008); el Premio a Mejor Cortometraje y Mejor Guión, otorgado por el Ministerio de Cultura, por Lima (2011); además de una mención especial en Filmocorto 2012.

    El largometraje Vientos del sur es el resultado de nueve años de trabajo, desde el guion hasta la posproducción, lo cual le valió en 2014 ganar el premio de la DAFO al cine regional.


    (Fuente: cineoculto.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2018 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.