“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA


  • Falleció Fernando Gaitán Salom, uno de los grandes de la televisión en Colombia
    Por Luis Fernando Rueda

    El nombre de Fernando Gaitán Salom quedó inscrito en la historia de la televisión colombiana al lado de grandes escritores del género de la telenovela, como Bernardo Romero Pereiro, Julio Jiménez y Pepe Sánchez, quizás los más importantes, sin desconocer el trabajo de Martha Bossio, los Mauricios (Navas y Miranda) y Mónica Agudelo.

    Gaitán, a quien lo sorprendió la muerte la semana pasada, impuso un récord difícil de igualar: su obra maestra, Yo soy Betty la fea, fue emitida en 180 países, traducida a 25 idiomas, tuvo más de 30 adaptaciones e ingresó a los Guinness Records, en 2010, como la telenovela más exitosa de todos los tiempos.

    Nadie le hubiera apostado a que la historia de una mujer fea, para una audiencia acostumbrada a llorar con el argumento rosa del amor prohibido entre ricos y pobres, característico de la telenovela latinoamericana, llegara a paralizar cada noche a todo un país, literalmente, al frente de la pantalla de televisión.

    El gremio de la dramaturgia en Colombia ha lamentado la tempranera desaparición de, para muchos, “el mejor contador de historias de la televisión”. Gaitán supo volver universal la cotidianidad colombiana. “Betty la fea y Café fueron exitosas sin disparar una sola bala”, escribió un esporádico tuitero al hacer mención sobre ese talento excepcional para narrar con humor, drama y sencillez. Su legado está en la otra orilla de tanta “telebasura” que se tomó los canales nacionales con la sordidez de la “cultura traqueta”, que criticamos en público pero admiramos en privado, o la epidemia de programas de telerrealidad que ahora abunda en todos los canales.

    Su capacidad narrativa fue tan poderosa que, para menguar el trancón bogotano, los conductores de vehículo podían sintonizar las telenovelas en las cadenas radiales de RCN, la misma casa del canal de televisión que por años lo tuvo como su director creativo. Su talento fue capaz de privilegiar a la mujer común y corriente en sus relatos, rompiendo el desgastado estereotipo de tener que obligarlas a mostrar las tetas para levantar la audiencia. Gaitán hizo de la telenovela “el gran vehículo cultural de Latinoamérica”. Hará falta.


    (Fuente: Vanguardia.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2019 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.