publicación No. 6

  ISSN 2218-0915
Short Drop
Kirk Bhajan
En Trinidad y Tobago existe el consenso de que todos nacemos comediantes. Nuestro talento natural es encontrar el modo de hacer reír, no importa cuán seria sea la situación. Short Drop, un filme de 28 minutos de Maya Cozier, ilustra perfectamente el poder de la comedia trinitaria. El argumento es bastante simple. Bartholomew, un sirviente civil retirado, emprende un viaje a través de Puerto España en su viejo automóvil. Tras ser confundido como taxista por una joven mujer (Shanice), comienza su aventura, durante la cual conoce un elenco de simpáticos personajes de diferentes procedencias y clases sociales.

Cozier aprovecha el viaje en automóvil para discutir temáticas como la homofobia, el clasicismo, el crimen y la nostalgia. De todas las personas que conocemos, se aprende un poco sobre las razones y los motivos de por qué es quien es. A pesar de la densidad de algunos temas, Short Drop es una comedia. Los diálogos son afilados, intensos y deliciosamente interpretados por los actores, quienes aciertan perfectamente con sus bromas.

El aspecto más asombroso de Short Drop es lo efectivo que fue en ofrecernos unos personajes que, en la superficie, pueden ser difíciles de aceptar abiertamente. Una prostituta, un travesti, un gánster, todos los personajes ofrecen momentos extraordinarios. En el centro se encuentra el viejo Bartholomew, capaz de mantenerse firme ante las bromas que recibe, además, una sabia voz con experiencia que calma la razón de las nuevas generaciones.

En última instancia, Short Drop nos recuerda que no importa cuál sea nuestra formación o nuestra raza o nuestra orientación sexual. Todos somos los mismos humanos. Todos tenemos una historia que contar. Todos somos hermanos y hermanas, que compartimos un mismo viaje a través de la vida.

Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.