“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CINEASTA
  • Clemente de la Cerda
    (Venezuela, 1935-1984)



    Nació en Chichiriviche, estado Falcón, el 13 de septiembre de 1935. Sus películas se caracterizaron por denunciar la problemática social de nuestra sociedad. Siendo muy joven se trasladó con su familia a Caracas, donde luego ingresó a la Escuela de Artes Plásticas.

    En 1962 comenzó a acudir frecuentemente al Instituto Venezolano de Estudios Cinematográficos, a cargo del actor Luis Salazar. Después dedicó ocho meses de su vida a estudiar teatro en la Universidad Central de Venezuela, con el profesor Humberto Orsini. A la par de esta actividad, empezó a trabajar en Televisa, actual Venevisión, como ayudante de cámara. Gracias a su esfuerzo, consiguió escalar posiciones dentro del canal hasta llegar a ser director de programas musicales y telenovelas, entre las que se destaca La telenovela criolla, protagonizada por María Escalona y Américo Montero. A raíz de la llegada del video tape, decidió dejar la televisión por el cine, trabajando en noticieros y publicidad, primero como camarógrafo y luego como director.

    En su haber filmográfico resaltan Isla de Sal (1963), El Rostro oculto (1964), Sin fin (1971), Cahuramanacas (cortometraje, 1971), Soy un delincuente (1976), El reincidente y Compañero de viaje (1977), El crimen del penalista (1979), Los criminales (1982), Retén de Catia y Agua que no haz de beber (1984).

    Su film Soy un delincuente, no sólo representó un éxito de taquilla, sino que marcó el inicio de una nueva temática en el cine venezolano. En definitiva, su punto de vista, denunciando las condiciones materiales y psicológicas de amplios estratos sociales venezolanos, ha ubicado su obra en un lugar prominente de la cinematografía nacional.

    Este cineasta constituyó el más activo del cine venezolano en el período 1964-1984, al realizar 10 largometrajes en 20 años.

    Falleció en la ciudad de Caracas, el 13 de diciembre de 1984.

    En 1985, una año después de su muerte, el Consejo Nacional publicó un libro titulado Clemente de la Cerda: textos, filmografía, ilustraciones, en el que se hace un estudio exhaustivo de la obra cinematográfica de la Cerda.




    Clemente de la Cerda was born on September 13, 1935 in Chichiriviche, Falcon state, Venezuela and died on December 13, 1884. His films are characterized by the denunciation of the social problems of the Venezuelan society. Being very young, he moved with his family to Caracas, where he later entered the Fine Arts School.

    In 1962, he frequently visited the Venezuelan Institute of Film Studies that was directed by the actor Luis Salazar. Then, for eight months, he studied theater at the Venezuela Central University (Universidad Central de Venezuela) with the professor Humberto Orsini. At the same time, he began to work in Televisa, current Venevisión, as camera assistant. Thank to his effort, he achieved to improve his position in the channel until he became director of musical programs and soap operas, among which stand out the soap opera Criolla with María Escalona and Américo Montero in the leading roles. With the arrival of video VTR (Video Tape Recorder), he decided to leave television for the film industry, working in newsreels and advertising, first as a cameraman and then as director.

    His filmography includes remarkable films as Isla de Sal (1963), El Rostro oculto (1964), Sin fin (1971), Cahuramanacas (short film, 1971), Soy un delincuente (1976), El reincidente and Compañero de viaje (1977), El crimen del penalista (1979), Los criminales (1982), Retén de Catia and Agua que no haz de beber (1984).

    His film Soy un delincuente was not only a box office success, but also marked the beginning of a new subject in the Venezuelan cinema. In short, the filmmaker’s point of view. which denounces the material and psychological conditions of a broad Venezuelan social stratum, has put his work in a prominent place within the Venezuelan cinema.

    The filmmaker was the most active director in the Venezuelan film industry in the period from 1946 to 1984, as he made 20 feature films in 20 years.

    He died in Caracas city on December 13, 1884. In 1985, a year after his death, the National Council published the book Clemente de la Cerda: textos, filmografía, ilustraciones, which made a detailed study of de la Cerda´s filmmaking.
    Referencias en el Portal:

    Isla de sal, 1963, Dirección
    El rostro oculto, 1964, Dirección
    Sin fin, 1971, Dirección
    Cahuramabacas, 1973, Dirección
    Soy un delincuente, 1976, Dirección
    Compañero de viaje, 1977, Dirección
    El reincidente (Soy un delincuente II), 1977, Dirección
    El crimen del penalista, 1980, Dirección
    Los criminales, 1982, Dirección
    Agua que no has de beber, 1984, Dirección
    Retén de Catia, 1984, Dirección
    No aparecen referencias.
BUSQUEDA DE CINEASTAS




APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2018 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.