“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CINEASTA
  • Jeanine Meerapfel
    (Argentina, 1943)



    Nacida en Buenos Aires en 1943 y residente en Alemania desde 1964, Jeanine Meerapfel se diplomó en cinematografía en el Estudio de Cine del célebre Alexander Kluge, el artífice del nuevo cine alemán desde los años sesenta, y el autor que introdujo en Alemania las técnicas de Godard y del free cinema.

    Su primer trabajo como realizadora es el documental de largometraje en 16 mm titulado Diario regional. Entre 1961 y 1964 se traslada a Buenos Aires, donde estudia periodismo y lo ejerce. En 1969 realiza un largometraje con otros directores, en dirección colectiva: A la búsqueda de la felicidad, precedida por el cortometraje Distancia (1966), el documental Periódico regional (1968), el programa de televisión Los siete años de edad (1968), todos ellos realizados en Alemania.

    Durante casi una década se dedicó a una labor que vinculaba sus dos vocaciones, el periodismo y el cine. En publicaciones alemanas escribió críticas de cine, y dio clases sobre este medio en la Universidad de Ulm, hasta que debutó en el largometraje con Malou (1980), seguida por En la tierra de mis padres (documental de televisión de 1982), el video de encuesta Mientras exista Europa-Preguntas por la paz (1984) y el largometraje Días para recordar (1986).

    Una de las grandes películas argentinas de los años ochenta también fue realizada por Jeanine Meerapfel. Se titula La amiga (1988) y relata la amistad entre dos mujeres (interpretadas magistralmente por Liv Ullmann y Cipe Lincovsky) que nacen y crecen en un barrio del sur de Buenos Aires. En 1976 se inicia el gobierno militar que afecta la vida de las dos mujeres: el hijo mayor de una es secuestrado, la otra se exilia en Alemania. La primera transforma el dolor y el miedo en fuerza y oposición contra la dictadura, la segunda vive sumida en la nostalgia.

    Desembarcos, de 1989, también tocó el tema de los secuestrados, desaparecidos, torturados y asesinados en Argentina. Mucho después, en 2002, volvió a hablarse de esta directora al estrenarse El verano de Ana, filme protagonizado por la española Angela Molina y hablado en español, griego, alemán e inglés; una película sobre sentimientos íntimos, sutiles, asociados a la delicadeza que, parece decir tácitamente el filme, serían atributos esenciales de la memoria y la introspección femeninas.




    Jeanine Meerapfel (1943-) was Born in Buenos Aires, Argentina  and lives in Germany since 1964, Jeanine Meerapfel graduated in film in the studio of the famous Alexander Kluge, one of the author of the New German Cinema from the 1960s, and the author who introduced in Germany Godard’s techniques and free cinema.

    Her first job as director is a documentary filmed in 16 mm entitled Diario regional. Between 1961 and 1964, she moved to Buenos Aires, her hometown, where she studied and exercised journalism. In 1969, she finishes a feature film co-directed with other moviemakers: A la búsqueda de la felicidad, preceded by the short film Distancia (1966), the documentary Periódico regional (1968) and the TV show Los siete años de edad (1968) all made in Germany.

    During nearly a decade she was devoted to a work that linked her two vocations, journalism and film. In German publications wrote film reviews, and gave lectures on this media at the University of Ulm, until she debuted in full-length feature film with Malou (1980), followed by En la tierra de mis padres (TV documentary from1982), the video Mientras exista Europa-Preguntas por la paz (1984) and the feature Días para recordar (1986).

    One of the greatest Argentine films of the 1980s was also made by Jeanine Meerapfel, La amiga (1988), which relates the friendship between two women (masterfully performed by Liv Ullmann and Lincovsky Cipe) born and raised in a southern suburb of Buenos Aires, whose lives's began to be affected in 1976 by the military government: one of them goes into exile in Germany while the eldest son of the other is kidnapped. One woman transforms the pain and fear into strength and opposition against the dictatorship, the other one lives mired in nostalgia.

    Desembarcos (1989) also deals with the issue of the kidnapped, disappeared, tortured and murdered people in Argentina. Much later, in 2002, she returned to the film scene with the release of El verano de Ana, a film starring the Spanish actress Angela Molina and spoken in Spanish, Greek, German and English. It is a movie about inner, subtle feelings associated with delicacy that seems to tacitly say, would be essential attributes of the female’s memory and introspection.

    Referencias en el Portal:

    La amiga, 1988, Dirección
    Amigomío, 1993, Dirección
    No aparecen referencias.
BUSQUEDA DE CINEASTAS




APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2019 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.