“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CINEASTA
  • Gerardo Vallejo
    (Argentina, 1942-2007)



    Nacido en Tucumán, donde realizó parte importante de su cine, el realizador, productor, camarógrafo y guionista argentino Gerardo Vallejo egresó en 1965 de la Escuela de Cine del Litoral, en Santa Fe, que por entonces dirigía Fernando Birri, como director de documentales. Su primer cortometraje, titulado Las cosas ciertas, ganó un premio importante en Viña del Mar, y en 1968 alcanzó otra vez el reconocimiento internacional con Las ollas populares. Fue integrante del grupo Cine Liberación, junto con Fernando Solanas y Octavio Getino, de modo que llegó a ser asistente de dirección de la película La hora de los hornos.

    En 1968 inició el rodaje de El camino hacia la muerte del viejo Reales, que completó en Roma en 1971 y que constituye uno de los títulos documentales y testimoniales más trascendentes de la historia del cine nacional. Entre 1972 y 1974 realizó una valiosa serie televisiva que se proyectó por el Canal 10 de Tucumán bajo el título Testimonios de Tucumán.

    Luego de que una bomba estallara en la puerta de su casa en Tucumán, partió hacia el exilio en 1975, primero en Panamá y luego en España, donde además de crear la Escuela de Cinematografía de Madrid rodó el largo Reflexiones de un salvaje (1978), un trabajo sobre la recuperación de la historia de su familia paterna en el pueblo de Cespedoza de Tormes, Salamanca, y además escribió el libro Un camino hacia el cine.

    Su labor en veinte años con el cine en Argentina y en el extranjero se sintetizan en la propuesta del libro Un camino hacia el cine, del cual el teórico Agustín Mahieu señala: "... este libro un poco insólito -y esto lo distingue de los demás- es a la vez un esbozo autobiográfico y una introducción al cine, su técnica y sus lenguajes, siempre apoyado e imbricado con su experiencia personal como autor de films. Quizá es también un alto en su camino de cineasta, para reflexionar sobre lo hecho y para seguir adelante".

    Un camino hacia el Cine es fruto de toda la experiencia de Vallejo como cineasta, es también un original intento de didáctica fílmica. Cada episodio de su vida y sus filmes, narrados con espontánea y vivaz naturalidad, da ocasión para introducir a un lector atraído por el cine, su técnica y su lenguaje. Pensando probablemente en su doble experiencia como antiguo estudiante, como realizador y, recientemente, como animador de una Escuela de cine que creó en Madrid, Vallejo ha vertido en el libro los elementos de una labor donde la enseñanza del quehacer fílmico es la médula, además de la historia de cómo ha llegado a ser cineasta creador aquel lejano niño que recogía en la cabina de un cine de barrio los pequeños fotogramas de unas míticas y lejanas estrellas.

    De regreso al país, en 1983, realizó el documental Cumpliremos con nuestro destino, para la campaña electoral del justicialismo, y los largos El rigor del destino (1984), multipremiado internacionalmente y con gran éxito de público y crítica, además de Con el alma (1994), su última película de ficción, protagonizada por Alfredo Alcón y Lito Cruz. Entre 1986 y 1989 se había dedicado a la producción de videofilmes, y también a la enseñanza, prestando sus conocimientos en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, entre otros centros docentes de gran importancia en el mundo audiovisual.

    Pocos meses antes de su fallecimiento en 2007, había concluido una nueva versión fílmica basada en el poema Martín Fierro, de José Hernández, que el cineasta aspiraba a que se convirtiera en "la expresión más profunda de la identidad y la historia del pueblo argentino". Se trataba de un guión que Vallejo tuvo pendiente durante más de veinte años, puesto que lo había escrito durante su destierro en Madrid, quizás en una situación parecida a la que sufrió Hernández cuando empezó su poema durante su exilio en Brasil.

    "Quiero recuperar la poética, la lírica del Martín Fierro, porque es un gaucho que expresa la ideología de un pueblo libre, donde el hombre era hermano del hombre", añadió quien reivindica en su obra "la línea nacional descolonizadora" de Moreno, Castelli, Belgrano, San Martín, Yrigoyen y Perón. Vallejo empleó formato de video digital de alta definición en la versión cinematográfica de este poema, que se constituyó en emblema de la argentinidad y fue traducido a casi todos los idiomas del mundo.

    Toda la filmografía de Vallejo se orientó a la denuncia, a la confirmación de los valores nacionales y a ofrecer testimonio de la vida de los explotados trabajadores argentinos en el extremo norte del país.




    Gerardo Vallejo (1942-2007) was born in Tucumán, Argentina where he made an important part of his films, the Argentine director, producer, cameraman and scriptwriter Gerardo Vallejo graduated in 1965 from the Escuela de Cine del Litoral, in Santa Fe, directed at that time by Fernando Birri, as documentary director. His first short film, entitled Las cosas ciertas, won an important prize in Viña del Mar, and in 1968 he achieved international recognition again with Las ollas populares. He was a member of the Liberation Film group, along with Fernando Solanas and Octavio Getino, so he became assistant director in the movie La hora de los hornos.

    In 1968, he started the shooting of El camino hacia la muerte del viejo Reales, which was completed in Rome in 1971 and it is considered one of the most transcendent documentary and testimonial works in the Argentine film history. Between 1972 and 1974, he made a significant television series that was screened on Canal 10 under the title of Testimonios de Tucumán.

    After a bomb explosion in front of his house in Tucumán, he left the country in 1975. He went first to Panama and then to Spain, where he created the Madrid Film School and filmed the long feature film Reflexiones de un salvaje (1978), a work on the recovery of his father's family history in the village of Cespedoza de Tormes, Salamanca. There, he also wrote the book Un camino hacia el cine.

    His film work in Argentina and other countries for twenty years is summarized in the proposal of the book Un camino hacia el cine. The theorist Agustín Mahieu points out about this work: "... this unusual book (and this characteristic distinguishes it from others) is at once an autobiographical sketch and an introduction to cinema, its technique and languages, always supported and interwoven with his personal experience as a film author. Perhaps it is also a stop on his career as filmmaker to reflect on what he has done and to move forward."

    Un camino hacia el cine is the result of all the experience of Vallejo as a filmmaker, and it is also an original attempt of film didactics. Each episode of his life and his films, narrated in a spontaneous and lively natural manner, attract readers interested in film techniques and languages. Probably thinking about his dual experience as a former student, as a filmmaker and, recently, as the host of a film school he created in Madrid, Vallejo has spread through the book the elements of a labor that has the teaching of filmmaking as is core. Un camino hacia el cine also includes the story of how that distant child who gathered stills from mythical and remote stars in the cabin of a local cinema, has become a creative filmmaker.

    Back to the country in 1983, he made the documentary Cumpliremos con nuestro destino, for the Justicialist’s electoral campaign and the feature films El rigor del destino (1984), internationally awarded and highly acclaimed by audiences and critics, as well as Con el alma (1994), his last feature film, starring Alfredo Alcón and Lito Cruz. Between 1986 and 1989 he dedicated to the production of video films and also to education, providing his expertise to the International School of Film and Television of San Antonio de los Baños, among other major schools in the audiovisual world.

    A few months before his death, Vallejo had completed a new film version based on the poem Martín Fierro by José Hernández, being his aspiration that it became "the most profound expression of the identity and history of the Argentine people". The script was pending for more than twenty years, since he had written it during his exile in Madrid, perhaps in a situation similar to the one Hernández suffered when he began his poem during his exile in Brazil.

    "I want to recover the lyrical poetry of Martin Fierro, because he is a gaucho who expresses the ideology of free people, when men acted as brothers", added Vallejo, who defends in his work "the decolonizing national line" of Moreno, Castelli , Belgrano, San Martín, Yrigoyen and Perón. Vallejo used the high-definition digital video format in the film version of this poem, which was considered as an emblem of the Argentine identity and it was translated into almost every language of the world.

    All Vallejo’s filmography was directed to the complaint, to the confirmation of national values and to provide testimony about the life of the exploited workers of Argentina in the far north of the country.

    Referencias en el Portal:

    Las cosas ciertas, 1966, Dirección
    El camino hacia la muerte del viejo Reales, 1971, Dirección
    El rigor del destino, 1985, Dirección
    Con el alma, 1994, Dirección
    Martín Fierro, el ave solitaria, 2006, Dirección
    Referencias en la Biblioteca Digital:

    El camino hacia la muerte del viejo Reales (video)
    El Rigor del destino (video)
TEXTOS RELACIONADOS



BUSQUEDA DE CINEASTAS




APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.