“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CINEASTA
  • Pablo Trapero
    (Argentina, 1971)



    A los veinte años, mientras estudiaba para arquitecto, Pablo Trapero (1971) decidió matricular en la especialidad de dirección en la Universidad de Cine, en Buenos Aires, y realizó trabajos como asistente de dirección y editor, dos temas sobre los cuales también dio clases y conferencias. Trabajó en dirección y edición de dos cortometrajes en 16 mm, Mocoso malcriado (1992) y Negocios (1995), que lo asentaron como una promesa en la comunidad del cine independiente local. Pertenecía al grupo de jóvenes que renovarían en los años noventa el panorama de la industria cinematográfica Argentina. En 1996 funda, junto a otros jóvenes directores, Cinematográfica Sargentina.

    Si bien Pizza, birra, faso avisó de la emergencia de un nuevo-nuevo cine argentino, Mundo grúa, la ópera prima de Trapero (1999) fue la primera obra de gran relevancia generada por estos jóvenes emergentes. Drama melancólico sobre la sombría contemporaneidad, ganadora de los premios al mejor director y actor en el Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, del Premio de la Crítica en Venecia, mejor película en Rótterdam y Premio Especial del Jurado, en La Habana, Mundo grúa fue producida por la ya mencionada Cinematográfica Sargentina, y generó toda una polémica nacional sobre la posibilidad de hacer cine con poquísimos recursos, y acerca de la amplitud de espectro temático y estilístico que abrían los nuevos directores.

    El bonaerense (2002) fue la confirmación de que Mundo grúa no había sido una feliz casualidad. Un policía rural es obligado por las circunstancias a enfrentar el favoritismo, la corrupción y la injusticia del sistema policial capitalino. Como en su anterior filme, el protagonista es un solitario, perdido en un contexto que ya no le resulta familiar; “el filme no juzga a este hombre por sus acciones —ha declarado Trapero— sino que simplemente cuenta una historia, muestra las circunstancias que lo empujan al borde... es una suerte de retrato de un hombre y de su conciencia”.

    Más coral y abarcadora que los dos dramas melancólicos e intimistas que la precedieron, Familia rodante (2004) cuenta el viaje de una familia, en tránsito hasta el litoral argentino, donde un casamiento y el aniversario de la abuela abren perspectivas diversas para cada uno de los numerosos personajes. Coproducción entre Argentina, España, Francia, Alemania y Brasil, Familia rodante presenta guión y producción del director.

    Respecto a la estética que maneja regularmente en sus películas, ha dicho Pablo Trapero: “Nunca se tendrá bien claro dónde empieza la ficción y dónde termina la realidad, digamos. Esto es algo que pasa mucho en los países latinoamericanos, donde se ven muchas situaciones más absurdas que las que uno puede concebir en la ficción desde lo político, desde lo cotidiano, en cualquier lugar. Uno se enfrenta a cosas en la vida real que superen cualquier idea de la ficción. Esa ambigüedad de la ficción es la que realmente me interesa. Entonces, el documental como herramienta de copia de la realidad no me interesa, ni tampoco me interesa hacer películas que copien la realidad porque el cine es ficción.”

    Su cuarta película se titula Nacido y criado, y fue estrenada mundialmente en la segunda mitad del año 2006. Le continúa Leonera (2008), su quinto largometraje con más de 10 premios internacionales.




    Pablo Trapero (1971-) decided to enroll in the Film Direction specialization at the Film University (Universidad del Cine) in Buenos Aires, at the age of twenty, while studying to be an architect. He worked as assistant director and editor, two subjects on which he also lectured. He directed and edited two short films in 16mm, Mocoso malcriado (1992) and Negocios (1995), which set him as a promise in the local independent film community. Trapero belonged to a group of young people that renewed the panorama of Argentina's film industry in the 1990s. He founded Cinematográfica Sargentina, along with other young filmmakers, in 1996.
     
    Mundo grúa (1999), the first feature film by Trapero, was the first high-profile work generated by the New-New Argentine Cinema emerging film movement. The film, a melancholic drama on the gloomy contemporary days, was awarded for Best Director and Actor in the Buenos Aires Independent Film Festival, and won the Critics Prize at Venice and the Special Jury Prize in Havana, and also was selected as the best film in Rotterdam. It generated a national debate on the possibility of making a film with very few resources, and on the breadth of the thematic and stylistic range that was opened by the new directors.
     
    El bonaerense (2002) confirmed that Mundo grúa had not been a happy accident. A rural police officer is forced by circumstances to deal with the favoritism, corruption and injustice of the capital's police system. As in his previous film, the protagonist is a lonely man, lost in a context that is unfamiliar to him and, "the film does not judge this man by his actions -said Trapero- but simply tells a story, shows the circumstances that pushed him to the edge ... is a kind of portrait of a man and his conscience.”

    More choral and comprehensive than the previous melancholic and intimate dramas, Familia rodante (2004) tells the journey of a family in transit to the Argentine coast, where a wedding and the grandmother’s birthday open different perspectives for each of the many characters. Familia rodante, a co-production between Argentina, Spain, France, Germany and Brazil, was written and produced by its director.

    With regard to the aesthetics handled regularly in his films, Pablo Trapero has said: "It will never be clear where fiction begins and where reality ends, let’s say. This is something that happens often in Latin American countries. Many situations happen here - from a political point of view or in everyday life- which are more absurd than one can create in fiction. One faces things in real life that exceed any idea of fiction. The ambiguity of the fiction is what really interests me. Then, the documentary as a copy tool for reality does not interest me, neither the making of films that copy the reality, because cinema is fiction".

    His fourth film was entitled Nacido y criado, and was worldwide released in the second half of 2006. It was followed by Leonera (2008) its fifth feature film, awarded with more than 10 international prizes.

    Referencias en el Portal:

    Mundo Grúa, 1999, Dirección
    El Bonaerense, 2002, Dirección
    Familia rodante, 2004, Dirección
    Nacido y criado, 2006, Dirección
    Leonera, 2008, Dirección
    Carancho, 2010, Dirección
    Elefante Blanco, 2012, Dirección
    El Clan, 2015, Dirección
    No aparecen referencias.
TEXTOS RELACIONADOS



BUSQUEDA DE CINEASTAS




APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2018 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.