FICHA ANALÍTICA

Alfredo Guevara, el cine y la Revolución Cubana
Alfredo Guevara
Título: Alfredo Guevara, el cine y la Revolución Cubana

Fuente: Revista Digital fnCl

Lugar de publicación: La Habana

Año: 4

Número: 5

Mes: mayo

Año de publicación: 2013

Ha fallecido uno de los más importantes intelectuales cubanos de la segunda mitad del siglo XX. El nuevo cine cubano, surgido con la Revolución, no puede comprenderse sin conocer el legado que para el Septimo Arte y la cultura de la mayor de las Antillas, dejó la vida y obra del que fuera fundador y presidente por muchos años del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y presidente hasta el momento de su deceso del  Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Más allá del hombre de cine que fue, es considerado un hombre de la política, infatigable defensor y difusor de las ideas socialistas; intensamente implicado en el proceso revolucionario que se comenzó a gestar en Cuba a partir del año 1953 bajo el liderazgo indiscutible de Fidel Castro.

En la década del 50 del pasado siglo XX, cursó estudios superiores de Dirección Teatral y fue uno de los fundadores del Grupo Teatro Estudio y de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo. En 1955 participó, junto al cineasta Julio García Espinosa, Tomás Gutiérrez Alea y otros realizadores  en El Mégano, filme documental considerado como antecedente del Nuevo Cine Cubano y considerado por los críticos como lo mejor de la creación cubana en esa década. Colaboró como asistente de producción de Manuel Barbachano y en la realización de los cortos semanales Cine Verdad. En 1958, durante su exilio en México,  trabajó como asistente de dirección de Luis Buñuel en Nazarín.

Participó activamente en las revueltas estudiantiles, destacándose en la lucha clandestina contra la dictadura batistiana. Por esta razón sufrió persecuciones y encarcelamiento.

Al triunfo de la Revolución, conscientes  del papel fundamental de la cultura en el proceso que se iniciaba, le fue encomendada la tarea, por la máxima dirección de la Revolución, de fundar el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), organismo que dirigió durante dos etapas.

Desde entonces puso todo su empeño en el desarrollo de una filmografía nacional signada por un doble compromiso (con la Revolución y el arte), la creación del Noticiero ICAIC, la búsqueda y formación de nuevos públicos (un ejemplo, el cine móvil en campos y montañas), el estímulo de los debates teóricos entre los realizadores y la integración del movimiento artístico e intelectual al cine (sirvan de ejemplos, el impulso al cartel y a la nueva trova).

Es reconocido como una de las grandes personalidades que dió inicio al Movimiento Nuevo Cine Latinoamericano. Fue también organizador y presidente de algunos de sus más importantes festivales.  Fundó, en 1979, el Festival de La Habana y colaboró con la apertura de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños. Desde el ICAIC brindó un decisivo apoyo a decenas de cineastas del continente.

Miembro de Honor del Comité de Cineastas de América Latina y del Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, fue además el primero en merecer el Premio Nacional de Cine, distinción que otorga anualmente el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos. Recibió la Orden Félix Varela de Primer Grado, y en marzo de 2009, le fue conferida la Orden José Martí, la más alta distinción del Estado cubano, de manos del General de Ejército Raúl Castro.

 A quien se entregó totalmente a la tarea de construir una sociedad mejor, más justa y hacer del cine cubano una verdadera expresión artística, no le decimos adiós, tan solo hasta pronto Alfredo Guevara.


Descriptor(es)
1. GUEVARA, ALFREDO, 1925-2013 - CUBA