FICHA ANALÍTICA

Carta abierta a Humberto Solás
Álvarez, Enrique (1961 - )

Título: Carta abierta a Humberto Solás

Autor(es): Enrique Álvarez

Fuente: Revista Cine Cubano On Line

Número: 14

Mes: Abril - Junio

Año de publicación: 2009

Humberto,

Ayer regresé de Gibara, de la séptima edición de tu Festival del Cine Pobre y no puedo dejar de contarte mis impresiones.

La última vez que yo había estado en Gibara, fue para el estreno de Miradas, y lo que más recuerdo fue la caminata alucinada que hicimos por sus calles, mientras tú describías el festival que querías hacer para dignificar a un cine que, nacido de la austeridad y el compromiso social, sería (ya lo es) el cine de la pobreza irradiante.

    No hay malos conjuros que no puedan ser vencidos; ni tu muerte, ni los vientos huracanados, pudieron con la pequeña villa costera y la continuidad de su Festival de Cine; como si el ángel de la jiribilla invocado por Lezama sobrevolara Gibara encarnado en tu espíritu. No conozco otro sitio del mundo en el que un evento cultural sea tan apreciado y vivido por la comunidad que lo acoge: mientras los forasteros, discutiendo y soñando, recorremos sus calles perfumadas de mariscos, los lugareños, recogidos en la oscuridad luminosa del cine, viajan por nuestras historias, en un intercambio de sensaciones, roces corporales y espiritualidad desatada, que hacen de Cine Pobre un festival dionisiaco.

    Cine Pobre no es un eslogan; en sus principios, en tu manifiesto, el cine producido bajo las bondades económicas de las nuevas tecnologías, encuentra un espacio de legitimación ideológica y artística que lo vincula a la mejor tradición de resistencia y productividad cultural alentada por tu generación en los inicios del Nuevo Cine Latinoamericano.

    Hay que reducir los costos y el tiempo de producción de nuestras películas; hay que aprovechar la celeridad de los nuevos medios; hacemos un arte que opera en el tiempo y nuestros procesos de producción no se corresponden con la velocidad del consumo. Podemos ejercer un estilo moroso o fulgurante, pero su concreción debe aspirar a la precisión de un gesto.

    Adiós a las mediaciones entre la cámara y una idea en la cabeza; por primera vez nuestro oficio se acerca a la autonomía con que trabaja un pintor o un escritor; no hay que prevender las ideas; las nuevas tecnologías permiten entregar y confrontar resultados.

    Gracias, Humberto, por renovar el ideario de un cine libertario. Nunca antes la diversidad estuvo tan cerca de inundar las pantallas.

    Creo que una de estas noches te vi en una esquina cercana al malecón de Gibara. Sé que eras tú, porque fumabas mientras mirabas el esfuerzo de un joven pescador que empujaba su bote hacia el mar. Fue solo un instante, después desapareciste misteriosamente detrás del humo del cigarrillo. Sé que eras tú, porque Lezama lo dijo: «El hombre que muere en la imagen, gana la sobreabundancia de la resurrección.»

                                                                                                                           Kiki Álvarez

    


Descriptor(es)
1. FESTIVAL INTERNACIONAL DEL CINE POBRE
2. SOLAS, HUMBERTO, 1941-2008

Web: http://www.cubacine.cult.cu/sitios/revistacinecubano/digital14/cap01.htm