ACTUALIDAD

Una historia de cinematografía

“Cien años de cine en Cuba (1897-1997)”, un texto que cuenta la historia de todo un siglo en la Isla, desde los minuciosos apuntes del arte cinematográfico, llega a la 30 Feria Internacional del Libro de La Habana con la autoría de Ambrosio Fornet y bajo el sello editorial de Publicaciones Icaic.

El volumen, que fue presentado este 25 de abril en el Palacio del Segundo Cabo, registra episodios del cine cubano durante (y después) de la colonia española, así como los cambios ocurridos en la sociedad de la época, fuertemente mediada por la influencia extranjera.

El camino recorrido por los hacedores del séptimo arte y los hechos que marcaron su transformación en un producto auténticamente nacional, son recreados por Fornet en este ensayo, considerado por él mismo «una ambición desmesurada y pretenciosa».

“Cien años de cine” es una obra que sostiene un apego absoluto a la veracidad histórica. En sus páginas acopia contenidos, revisados y actualizados por Fornet, de libros anteriores como: “Entrando en la historia”, “Las películas del ICAIC en su contexto” y “Apuntes sobre cine y sociedad”, así como relatos sobre el comienzo del cine en Cuba.

A esta obra el autor le sumó elementos testimoniales, reseñas, notas, palabras para dosieres y otros artículos que enriquecen el conjunto y otorgan la verdadera riqueza del material publicado por Ediciones Icaic.

El libro, reeditado para esta Feria, trasciende por la presentación, minuciosa y exacta, de todos los hechos que acoge. Sobresale por la pluralidad de fuentes consultadas, el manejo sagaz de la información de archivo y sobre todo por devolver al lector una propuesta bien estructurada, que parte de la escritura hilarante y convoca a la reflexión.

Cien años del cine… no es un almacén de datos y fechas: es la mirada de un creador que ha sabido interpretar la historia, analizarla y contarla con agudeza.

Filmes como Fighting With Our Boys in Cuba y The Battle of Santiago Bay, y figuras como Enrique Díaz Quesada, considerado el iniciador del cine en la Isla, centran la atención de la primera parte del texto, nombrada por el autor como la prehistoria del cine cubano iniciada en 1897.

Desde un estudio exhaustivo de lo que fuera el comienzo de la cinematografía hecha en Cuba, el autor cuestiona el origen de lo que puede considerarse el auténtico cine nacional.

«Pese a sus éxitos esporádicos, el cine cubano no lograba constituirse en algo que se asemejara a una industria… Por lo pronto, el cine europeo monopolizaba las pantallas y las preferencias del público», escribe Fornet.

De igual forma el escritor se adentra en el impacto del cine en la vida social de la época y analiza los referentes culturales que marcan el consumo del público cubano de acuerdo a cada período histórico.

En las páginas del libro figuran nombres de filmes y creadores como: El romance del palmar y La Virgen de la Caridad (Ramón Peón); La serpiente roja (Ernesto Caparrós), Embrujo antillano (Juan Orol) y Siete muertes a plazo fijo (Manolo Alonso), entre otros.

De igual forma la obra extiende su investigación al quehacer de cineastas como Julio García Espinosa, Tomás Gutiérrez Alea (Titón), Alfredo Guevara, Jorge Haydú y José Massip, para terminar en un análisis profundo sobre el surgimiento y desarrollo del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos.

Una historia que por más cercana en las distancias del tiempo, no resulta menos honda y compleja. Ambrosio Fornet nos lleva hasta el surgimiento del cine móvil y la creación de la Cinemateca de Cuba y de la revista Cine Cubano. Despierta polémicas culturales relacionadas con el cine y el rol desempeñado entonces por la dirección del Icaic.

La obra resulta una amena reflexión sobre varias facetas de nuestra cultura, vistas desde la inmensidad del séptimo arte y la agudeza intelectual de Ambrosio Fornet.

(Fuente: Juventud Rebelde)