FICHA ANALÍTICA

EL CINE CUBANO Y YO
Barnet, Miguel (1940 - )

Título: EL CINE CUBANO Y YO

Autor(es): Miguel Barnet

Fuente: Revista Cine Cubano On Line

Número: 4

Mes: Octubre - Diciembre

Año de publicación: 2006

EL CINE CUBANO Y YO.

Mis relaciones con el cine han sido tensas y complejas. Honrado siempre de que algunas de mis obras hayan sido motivo de inspiración para cineastas importantes. No obstante, he tenido mis diferencias con algunos directores.

 En el caso del documental Cimarrón, de Sergio Giral, casi no pude inferir porque él, con todo derecho, plasmó una estética con metáforas propias y símbolos algo surrealistas. De todos modos, fue el primer intento de hacer algo inspirado en Biografía de un cimarrón. Y de algún modo funcionó en la élite intelectual.

Con Bernabé Hernández trabajé fluidamente en Abbakuá. Yo fui receptivo a sus propósitos y él prestó atención a mis sugerencias. Con Oscar Valdés asesoré Arte del pueblo y escribí los guiones de El tercer descubridor y Rita, sobre la gran artista cubana Rita Montaner. Trabajar con Oscar fue un privilegio y una escuela. Él era un hombre sencillo, seguro de sí, nada pretencioso y gran persona. Ojalá surjan otros como él, modesto, coloquial y por qué no, genial en su estética.

A Luis Felipe Bernaza simplemente le di algunas informaciones sobre el danzón y la rumba y disfruté, enormemente, el trabajo de campo con su equipo.

Con Tomás Gutiérrez Alea fue un trabajo de mesa. Ahí yo era solo el especialista en la obra de Fernando Ortiz y puse mi granito de arena en algunas escenas del guión de Una pelea cubana contra los demonios que él elaboró, con el aporte dramatúrgico del excepcional Vicente Revuelta.

Gallego fue la verdadera pelea cubana contra los demonios, quiero decir, con los productores. Al final me desentendí porque el guión y aspectos de la realización se me iban de las manos. La película, en mi opinión, logra una dimensión poética en los primeros 30 minutos. El resto es cuestionable; una pena, porque el gallego era un personaje entrañable para mí y para el director de este filme, Manuel Octavio Gómez, hombre fino y sensible con quien establecí una comunicación muy profunda y provechosa para mí. Lo extraño mucho y creo que su muerte es una pérdida irreparable para el cine cubano.

Efectivamente, La bella del Alhambra es todo un clásico en su género dentro del cine musical iberoamericano. Funcionó muy bien con el público, y su lenguaje lineal y cronológico fue quizás el más apropiado. Su director, Enrique Pineda Barnet, mostró un excelente manejo de la dramaturgia, de los contextos y de las proyecciones artísticas de todos los personajes, sobre todo, del protagónico. Sin embargo, no fue lo que yo soñé. Tenía en mi cabeza otro guión pero la producción quiso eso, menos intelectual, menos contrapuntístico, pero es una obra reconocida con la que yo me siento identificado. Un premio Goya incuestionable. El cine cubano le debe agradecer, siempre, a Enrique Pineda Barnet, su primer gran musical.

Otros proyectos de filmar mis novelas sí han existido. Raquel Revuelta quería trabajar conmigo en un guión sobre La vida real pero nunca nada cuajó.

 En Italia se hizo otra versión de mi novela Canción de Rachel, con el título de La rumbera. Miguel de los Santos en España, presidente de la productora Cooperativa Productores, tiene un guión que me parece excelente, realizado por Juan Carlos Tabío, su esposa, y aprobado por mí, que está en proyecto, basado en Biografía de un cimarrón que lleva más de tres años esperando por el bautismo financiero de Canal + y Televisión Española. Espero que esta obra, algún día, pueda realizarse en colaboración con el ICAIC. Fue también, una vez, un sueño de Titón y ahora sigue siendo un sueño mío y de Miguel de los Santos. En 2006, Biografía de un cimarrón, que ya tiene más de setenta ediciones, cumple cuarenta años de publicado. Quizás para entonces se cumpla nuestro sueño.


Descriptor(es)
1. CINE CUBANO
2. HISTORIA DEL CINE
3. LITERATURA Y CINE
4. TESTIMONIO

Web: http://www.cubacine.cult.cu/sitios/revistacinecubano/digital04/centrocap14.htm