“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CRITICA


  • La independencia inconclusa y Programa DOCTV Latinoamérica, documentales para leer el presente y la memoria
    Por Joel del Río

    Tradicionales resultan ya los ciclos cinematográficos organizados por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) para acompañar cada edición de la Feria. Este año, en ocasión del vigésimo aniversario del magno evento de las letras, se preparó un ciclo de documentales que toman de la investigación historiográfica y la entrevista en tanto parte de sus códigos dominantes, y nos ofrecen imágenes e ideas tan poderosas y profundas como el más serio de los libros de historia y testimonio. Los documentales se exhibirán, acompañando a la Feria del Internacional del Libro, primero en la capital (Multicine Infanta, Casa del Alba), y luego en las cabeceras provinciales.

    El chileno Luis Vera se cuenta entre los numerosos cineastas que aprovechó la idea del bicentenario de la independencia, en numerosos países de Latinoamérica, para examinar lo que han representado 200 años de vida republicana. Así surgió la idea de desarrollar un proyecto cinematográfico de diez cortos que reflejaran, desde cada uno de los países, esta idea de recopilación, archivo y comentario. “Emprendí una tarea bastante ambiciosa como es hacer una película sobre la primera independencia de América Latina —ha relatado el director—. Y agregó: “muchos me miraron mal porque era demasiado gigantesco, habían pasado muchas cosas en 200 años, pero les dije que creía que sí era capaz como cineasta de tener al menos una aproximación, una visión, una mirada crítica al respecto”.

    El resultado fue el documental La independencia inconclusa, que implica puntos de vista, y colectivos de realización, mancomunados en Chile, México, Argentina, Venezuela, Paraguay, Ecuador, Cuba, Bolivia, Colombia y El Salvador, de modo que la obra resultó ser una coproducción entre todos estos países, algo sin antecedentes en la historia audiovisual latinoamericana. En cada uno de los países, se reunió un equipo que incluyó, desde luego, desde el director y el editor hasta el sonidista. El rodaje del documental empezó en febrero de 2009 y concluyó en julio de 2010, y en todo ese tiempo Vera recorrió los países mencionados buscando sus personajes, los conflictos, las historias que dieran idea sobre lo que ha sucedido en América Latina durante los últimos 200 años, sin dejar afuera los iconos culturales y del deporte que elevaron la autoestima de nuestros pueblos.

    Entre las voces con que cuenta La independencia inconclusa, están las del presidente boliviano Evo Morales, hasta intelectuales como Eduardo Galeano y representantes de las minorías étnicas y sexuales, al tiempo que se pasa revista a figuras tan descollantes de la cultura y la política como Simón Bolívar, José Gervasio Artigas, Bernardo O’Higgins, Ernesto Guevara, Carlos Gardel, Cantinflas y Diego Armando Maradona, por mencionar unos cuantos.

    El título de esta cinta que revisa un par de siglos de historia, en una decena de naciones, obedece, según Luis Vera, a que los latinoamericanos “estamos en proceso de conseguir nuestra verdadera independencia, nuestra auténtica soberanía. Ahora estamos colonizados e invadidos de otras formas, que son las transnacionales, las corporaciones múltiples de potencias extranjeras que constantemente están diseñando modelos de desarrollo a nuestros países”.

    En cuanto a los otros documentales de la muestra, pertenecen a otro proyecto integrador, el Programa DOCTV Latinoamérica, que tiene como objetivo la producción y teledifusión, en medios públicos, de documentales que plasmen procesos sociales contemporáneos, revisen la historia o dialoguen con la tradición de los países de la región. En la segunda edición de DOCTV, se financiaron proyectos en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, México, Panamá, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela. En cada uno de estos países, se exhibieron los 14 trabajos surgidos en ellos a través de la red de televisoras públicas nacionales.

    Con Una frontera, todas las fronteras el director David Pablos quiso abordar el tema del muro que divide a México y EE.UU. pero “desde la parte humana, la cotidiana”, y por ello muestra las historias de varias personas cuyas vidas están marcadas por la frontera física que separa Norteamérica del resto del continente. Los puntos y rayas que marcan en el mapa esa frontera, o el muro que se levanta entre uno y otro país, se convierte en el obstáculo que impide la reunión con los seres queridos. Así, aparece una bebé cuyo padre está ausente del hogar a causa del trabajo; una adolescente deportada despreciada por su madre; y una mujer de la tercera edad que espera en un refugio el momento idóneo para regresar a EE.UU.

    Los otros tres proyectos de DOCTV seleccionados para acompañar la Feria del Libro, se titulan Memoria de un escrito perdido, lo dirige Cristina Raschia y registra el encuentro de cinco mujeres argentinas expresas políticas; Las manos en la tierra, de la uruguaya Virginia Martínez, y En el cuerpo equivocado, de la cubana Marilyn Solaya. Este último trata sobre Mavi Susel, la primera transexual sometida en Cuba a una operación de reasignación de sexo. Más allá de abordar las fases clínica y sicológica del proceso, la cineasta pone su mirada en el interior de una mujer capaz de cuestionar la manera en que ha construido su feminidad, como resultado de estereotipos y prejuicios de género.

    Según Marilyn Solaya, el documental descubre “que alguien tan transgresor terminó llevando una vida muy tradicional, porque era esa la manera de ser mujer que conocía, la que aprendió de su familia y entorno. Dejó atrás su sueño de ser cantante para dedicarse a la casa, a su esposo, a su madre; pero en un momento determinado comenzó a despertar. Con mi documental me interesa cuestionar que en pleno siglo XXI aún estemos estancados en esa manera convencional de entender la vida. Nos encontramos en una sociedad machista, hegemónica, patriarcal y heterosexista”, opina la creadora.

    El documental uruguayo Las manos en la tierra, de Virginia Martínez, se convirtió en el primero en ser finalista del segundo ciclo de 14 piezas que componen DOCTV Latinoamérica II. La realizadora cuenta en su documental cómo un grupo de arqueólogos de la Universidad de la República ingresa, por primera vez en la historia del Uruguay, a un cuartel. Su misión: excavar para buscar los restos de detenidos-desparecidos durante la dictadura militar. Al cabo de cien días de excavar, se ubican los primeros restos. El documental fue filmado mientras el país vivía el ascenso al poder del ahora presidente Mujica, uno de los máximos referentes del Movimiento Tupamaros.

    (Fuente: La Jiribilla )


PELICULAS RELACIONADAS
La independencia inconclusa


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2022 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.