“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA
  • Carlos Reygadas: luz y silencio en el plano
    Por Ivet González Lemes

    Reygadas comenzó en el cine con Japón, premiada en la categoría de Ópera Prima en La Habana y, con la Mención Especial Cámara de Oro de Cannes en el 2002. La tercera película de Reygadas, y su perfil cinematográfico más definido ahora, generaron varias interrogantes.

    Luz silenciosa muestra una pequeña parte de México distanciada de su tradicional espíritu barroco. ¿Busca Reygadas constantemente lo escondido, lo inusual?
    No es esa la motivación principal del filme; pero es verdad que me interesa ver lo que no vemos todos los días, o lo que parece no existir pero, en realidad, da muchas claves a todo lo visible.

    La naturalidad de los intérpretes de Luz silenciosa revela que muchos de ellos no son actores, una constante en las realizaciones suyas. ¿Por qué escoge trabajar con gente común y no con actores profesionales?
    Me interesa la materia misma, el ser humano con su identidad única y su individualidad que está delante de la cámara, más que alguien que representa un papel. Me interesa el individuo mismo como en el documental, aunque yo hago ficción con la energía de cada ser. La clave de todo está en el proceso de selección del actor. Una vez que está escogido, no quiero que actúe nunca, sino que aporte su presencia. Como un sujeto que se deja ser.

    Han sido recurrentes las preguntas sobre su visión del sexo en Luz silenciosa, que no es atípica ni en la vida, ni en el cine, pero muy rara en el cine comercial. ¿Qué opinión le merece la representación del sexo en la civilización actual?
    Hay mucha hipocresía con el tema. Vivimos en una sociedad sobresexuada; pero, a nivel privado, la gente tiene bastante menos sexo satisfactorio o natural que el que quisiera. Por eso hay un énfasis tan fuerte en la pornografía.

    Al margen de eso, la representación sexual en mis películas la asumo como algo muy intenso, muy personal, muy fuerte. No me importan los tabúes. Solo me interesa que tenga un sentido profundo y esté en función del filme.

    ¿Qué le parece la mezcla de modos de hacer cine de ficción y documental?
    El cine lo que tiene de maravilloso es capturar un fragmento del mundo que está delante. El hecho de ver gente interesante y lugares interesantes ya es un activo muy importante para la película. El placer de captar la realidad, de
    sentir y conocer, es enorme. Es más bello que el placer de la representación, como en una obra de teatro de Shakespeare, que es hermosa; pero al final tiene algo que siempre ha sido lejano, distante. En la mirada del mundo que nos envuelve: ahí está el potencial de la verdadera poesía.

    ¿Cuál estilo cinematográfico considera que se aviene más a su forma de hacer cine?
    El cine contemplativo. Pero pongo la contemplación a merced de la narrativa. Bresson dijo que el cine era teatro filmado, y yo pienso que es literatura ilustrada, o literatura filmada, con los medios del teatro. Parece que solo se trata de contar la historia y los planos son simplemente instrumentos
    para contar la historia, palitos que se van poniendo para que la casa exista. Cuando hablo de contemplación, me refiero a un plano que por su propia energía se puede transformar, puede ser algo más que el concepto que él mismo genera.

     


    (Fuente: Diario del Festival No. 8)


PELICULAS RELACIONADAS
Stellet licht


CINEASTAS RELACIONADOS
Carlos Reygadas


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2019 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.