“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CRITICA


  • Zanahoria, secretos que nunca serán vistos
    Por José Carlos Donayre Guerrero

    Dirigida por Enrique Buchichio, Zanahoria (2014) es una película que como pocas, le da una vuelta a la crónica acerca de los desaparecidos y todo lo relacionado que aún permanece oculto sobre los hechos acaecidos durante la dictadura militar. Inspirada en hechos reales, siempre en un margen de duda constante, el film se ubica de frente al suspenso en la revelación de documentos audiovisuales que son extremadamente secretos y que muestran a los responsables de la época más oscura de la historia rioplatense.

    Alfredo (Abel Tripaldi) y Jorge (Martín Rodríguez) son dos periodistas que trabajan en un pequeño y nuevo semanario uruguayo de izquierda. Ambos están inmiscuidos en sus labores habituales de recolección de información hasta que Alfredo, ya mayor y de muchos años de carrera, comienza a entrevistar a familiares de desaparecidos, al seguir la pista de un ex militar que vive prófugo. Sin embargo en ese momento le llega misteriosamente el contacto de Walter (César Troncoso) quien dice tener información secreta y vital sobre el tema. Haciendo caso omiso a su jefe de redacción, Alfredo se mete de lleno en la investigación con la ayuda de Jorge, ambos a la espera de algo que se percibe oculto.

    Precisamente el film se arma sobre el suspenso de esa espera y eso es lo más loable. Si bien empieza como una historia de misterioso y un tanto cliché sobre la información que se maneja de la dictadura, poco a poco adquiere un tono pausado y toma al thiller como forma: Zanahoria se erige sobre lo atrapante que resulta saber qué sucede al final. Se duda, junto a Alfredo y Jorge, de todo lo que les dicen, incluso se entra en el género policial pues la investigación ya no solo es periodística sino también se entremezclan elementos militares, legales y judiciales.

    Lo policial entra como figura alegórica en el relato al ser Walter viejo y Jorge joven, investigando siempre de noche en sus autos personales, observando a la gente y moviéndose en la clandestinidad con sus problemas de tecnología. Cuestión que resalta un tema tan importante como el de los desaparecidos y la tortura que cometieron ex miembros militares que permanecen escondidos.


    (Fuente: Escribiendocine.com)


PELICULAS RELACIONADAS
Zanahoria


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2020 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.