“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA


  • Fátima, de Jorge Perugorría, del parque a los cines
    Por Cecilia Crespo

    “Fátima no se rinde, Fátima es inmortal”. Así concluye el cuento de Miguel Barnet Fátima o El Parque de la Fraternidad, llevado al cine por el actor y cineasta Jorge Perugorría, quien se inspiró en esa frase final para realizar su cuarta película. Coproducido entre ICAIC y la productora NMP sociedad anónima, Fátima es un drama que transcurre en un solo día, a lo largo de unas 6 horas en las que el personaje recuerda buena parte de su vida: desde su adolescencia, cuando tuvo una visión de la Virgen de Fátima, hasta la actualidad.

    “Me encantó Fátima porque la vida le pone muchos obstáculos, pero su espíritu de lucha y de perseverancia lo impulsan a luchar por lo que quiere. La gente que no se rinde es admirable, y me parece memorable la perseverancia, el hecho de levantarse con más fuerza después de caerse, de superar los obstáculos. Porque en un mundo como el de hoy es importante transmitir ese sentido y construir un personaje con esa fuerza, vitalidad y que se imponga a los problemas”, expresó el cineasta.

    ¿Cómo surge la idea de llevar al cine este cuento?

    La obra literaria se ha publicado en muchos países, en diferentes idiomas; fue Premio Juan Rulfo, y Barnet grabó un disco con su voz narrando el cuento. Cuando empecé a escucharlo me pareció fascinante el personaje de Fátima. De alguna forma me recordó, aunque no tiene absolutamente nada que ver, la gracia y la simpatía del Diego, el personaje escrito por Senel Paz que interpreté en Fresa y chocolate. Este amigo, quien también es un fanático del cuento y de la obra de Barnet, habló también del interés de hacer una película del texto y de inmediato comenzamos a trabajar. Fidel Orta escribió el guion y la terminamos con la cooperación del ICAIC.

    El  texto original es un monólogo. ¿Cómo hicieron para darles vida y voz a los personajes y cómo fue la selección de actores?

    Fue bastante difícil la selección del actor que interpretaría a Fátima, pues como sabes la película descansa dramatúrgicamente en este personaje, porque el cuento es precisamente un monólogo. El actor también debía tener un físico que le permitiera interpretar al personaje desde que tenía 16 años hasta arribar a las cuatro décadas de vida. Debido a estas complejidades, hicimos un casting muy riguroso. A los aspirantes, los maquillamos y filmamos; cantaron, bailaron. Fue una experiencia maravillosa. Lo difícil fue decidir, pero creo que afortunadamente seleccionamos el correcto. Fue acertado elegir a Carlos Enrique Almirante, quien hizo un trabajo maravilloso y se coloca en un lugar de madurez superior con respecto a sus anteriores interpretaciones.

    Hicimos una gran preparación y un inmenso trabajo de mesa y construcción del personaje. Carlos Enrique terminó cantando de verdad en el famoso club de travestis de Rogelito. Como parte de la preparación, Jazz Vilá y Cucu Diamantes, quienes interpretan a Katiuska y Salmón, empezaron a trabajar dos sábados seguidos como cantantes en este club, y la experiencia les sirvió a los tres para adentrarse en este mundo y poder defenderlo como intérpretes.

    Fue muy interesante el que se complementaran con otros grandes actores que intervienen en la trama como Tomás Cao, quien da vida de una forma extraordinaria a Vaselina, el amor de la protagonista. También participaron Mirtha Ibarra, quien interpreta a Olena, una amiga de Fátima; Néstor Jiménez y Broselianda Hernández son los padres del protagónico. El trabajo de Carlos Enrique fue la gran motivación para hacerlo todo a la altura de las circunstancias. Completan el elenco Mario Guerra, Patricio Wood, Leonardo Benítez, Rodolfo Faxas, René de la Cruz, Félix  Beatón y Andros Perugorría.

    ¿Cuál fue el mayor reto de Fátima?

    Es un filme sobre la perseverancia. Transmitir todas esas vivencias, circunstancias y situaciones era nuestro objetivo. Su mayor desafío fue, sin dudas, el hecho de convertir un monólogo en una película con más personajes y situaciones, darles parlamentos y voces a los demás intérpretes. Fue un gran reto trasladar al cine ese cuento tan literario y complejo, pero estamos muy contentos con el resultado.


    (Fuente: Cartelera ICAIC de Cine y Video)




CINEASTAS RELACIONADOS
Jorge Perugorría


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2019 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.