“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez

ENTREVISTA


  • María Eugenia Fontana: “...que el género musical sea poco frecuente en Argentina nos impulsó aún más”
    Por Tomás Tito

    Bien de familia, una película musical (2015), narra la historia de tres hermanos, su convivencia entre ellos y con la herencia que su padre les dejó: un Tren de la alegría. Estrenada mundialmente en la sección Panorama del 30 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, surge como una tesis de graduación y, a la vez, es la ópera prima de la directora María Eugenia Fontana, con quien EscribiendoCine tuvo el gusto de dialogar. “Desde primer año veníamos haciendo ejercicios donde trabajábamos el género, pero cuando llegó el momento de pensar un proyecto tesis nos preguntamos: Por qué no hacer un largometraje musical?”

    ¿Cómo surge la idea de hacer una película musical en un ámbito cinematográfico local donde no se producen muchas películas de este estilo?

    La película surge como tesis de graduación de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la UBA. Tanto a mí, como al resto del equipo creativo (Javier Biglieri, Alejandra Virkel, y Martina Gruppalli), siempre nos atrajo el género musical, algunos por haber sido estudiantes de comedia musical, otros solo por gusto. Desde primer año veníamos haciendo ejercicios donde trabajábamos el género, pero cuando llegó el momento de pensar un proyecto tesis nos preguntamos: ¿Por qué no hacer un largometraje musical? Fue una idea ambiciosa, pero que estábamos seguros que lo íbamos a lograr. El hecho de que sea poco frecuente en Argentina nos impulsó aún más. Nos gustan los desafíos, así que nos tiramos de lleno.

    ¿Tuvo influencias de otras películas del mismo género, de otros diferentes o bien, de ambos?

    En lo que respecta al género, creo que una influencia podría ser la película Once (John Carney). Fue una película que nombramos bastante en el proceso creativo, sobre todo en lo que respecta a la relación entre la canción y la acción. Por otro lado es una película que se acerca al modo de producción independiente, que fue del modo que hicimos Bien de familia, una película musical.

    ¿De qué manera fue el proceso de la composición de las canciones para la película?

    Fue un proceso difícil, ninguno del grupo tiene conocimientos de composición musical, así que por nuestra parte lo que hicimos fue buscar referencias, tanto de comedias musicales modernas, como de música en general, para ir definiendo el estilo. Luego, tuvimos la suerte de llegar a las manos de Francisco Ruiz Barlett, quien fue finalmente el compositor. Juntos buscamos los momentos del guion donde los personajes tuvieran algo para expresar, pero que no lo pudieran hacer con la palabra. Tratamos de poner el énfasis en ese criterio, y trabajar sobre la naturalidad con la que las palabras o acciones se transformarían en canción.

    ¿Qué tipos de ayuda o medios económicos tuvo la película para poder producirse y financiarse?

    La principal fuente, fue nuestro propio bolsillo, pero además hicimos una campaña de financiamiento colectivo en la web “Panal de Ideas”. En la ciudad de Alberti, donde fue filmada la película, tuvimos muchísima ayuda con lo que respecta a locaciones, hospedaje para el equipo técnico, actores locales, etc. Nuestra familia fue un enorme apoyo, algunos pudieron viajar con nosotros para ayudar con los traslados, otros ayudaron con el catering, pero en definitiva siempre estuvieron predispuestos para lo que hiciera falta.

    El film combina planos fijos y prolijos con planos en cámara en mano, ¿Cuál fue el motivo de esta decisión?

    Al principio trabajamos sobre la idea de que la cámara en mano aparezca cuando los personajes se sintieran desestabilizados, o perturbados. Que sea una cámara que irrumpa la “estabilidad” de las escenas. También en los momentos de canciones queríamos una cámara más libre, que pudiera reflejar las emociones de los personajes. Pero a su vez, no pretendíamos atarnos a una planificación tan estricta, porque sabíamos de antemano que iba a ser un trabajo en conjunto con los actores. Por lo tanto nos permitimos tomar decisiones sobre la marcha, que implicaban modificar cosas. Muchas veces lo que nos iban ofreciendo los actores, nos hacía dar cuenta que necesitábamos ver más detalles, acercarnos, alejarnos, seguirlos con la cámara, etc. Por eso conviven esos dos tipos de planos, a veces coincidiendo con esa primera idea que teníamos y otras veces no tanto.

    Se observa una puesta en escena con elementos característicos de las telenovelas, ¿Fue pensada de esta manera o de otra?

    Es cierto que el resultado tiene ciertos elementos de puesta que se asemejan a algo más bien televisivo, pero no fue intencional. Tal vez es la influencia del género en nuestro grupo lo que hizo que se llegara a ese resultado.

    El tren es el elemento fundamental, que si se hubiese articulado mal, no hubiese tenido la importancia que tiene, ¿Por qué la idea de este tren como conector de la familia y de qué manera fue pensada su función en el guion en cuanto a su articulación?

    En las primeras versiones del guion el tren no existía, primero era un salón de fiestas infantiles lo que les quedaba como herencia a los hermanos. Pero después, nos pareció interesante algo que sea móvil, que sea mecánico, una máquina que dejó de andar. Un poco como la relación entre los tres hermanos, algo que con el tiempo se oxidó, y es cuestión de ponerlo a andar de nuevo para caer en la cuenta de lo que significaba. Y por otro lado, el tren es esa herencia familiar, ese padre que de alguna manera funciona como motor para que los tres hermanos vuelvan a encontrarse.

    La película participó en el Festival de Mar del Plata, ¿Cómo fue esa experiencia?

    La verdad es que fue ante todo una sorpresa muy gratificante. De pronto a la película la iba a ver gente que no era necesariamente familiar, amigos, etc... Iba a existir un público para esa película que nació siendo una tesis.

    Tuvimos la suerte de poder estar ahí presentes, y charlar con el público, que nos hicieron hermosas devoluciones. Aprendimos mucho del paso por Mar del Plata. Aún no podemos creer que haya tenido la exposición que tuvo y que sigue teniendo.

    ¿Existe algún proyecto nuevo que estés desarrollando?

    Estoy asistiendo a un taller de escritura muy interesante, donde estoy indagando temáticas, y problemáticas que me interesan. La idea es poder tener un sólido guion para mi segundo largometraje, así que me lo estoy tomando con calma.


    (Fuente: Escribiendocine.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2017 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.