“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez

CRITICA


  • Mi último fracaso, sencilla y querible
    Por Diego Batlle

    Tras su paso por la Competencia Argentina del BAFICI, se estrena en el MALBA esta interesante propuesta sobre coreanos en Argentina, Mi último fracaso, de Cecilia Kang.

    Desde que aprendí a amar al extraordinario cine coreano me une un particular interés por ese país. De a poco uno se va vinculando no sólo con las películas, sino también con otras expresiones artísticas (como el k-pop, no llego hasta las telenovelas), con sus costumbres, su gastronomía, su idiosincracia. Ya lo saben los expertos en marketing (pregúntenle si no a Hollywood): no hay mejor argumento de venta que los filmes.

    Ese preámbulo viene a cuento de esta película de Cecilia Kang, una muchacha coreano-argentina que filma un documental sobre una profesora de artes plásticas, pero también sobre las distintas generaciones de su familia (la abuela, la madre, su hermana) y sus amigas tanto argentinas como coreanas. Hay un viaje inicial a Corea y varias escenas rodadas en, por ejemplo, restaurantes porteños a los que concurren los vecinos de la comunidad local de ese origen.

    La película es sencilla y querible, los personajes son en su mayoría entrañables (aunque tampoco demasiado simpáticos o seductores) y esta mirada de y sobre mujeres se sigue con interés, aunque la (no) estructura, la sensación de deriva no siempre ayuda a sumergirse más de lleno, desde un lugar más emotivo, en las vivencias de los personajes retratados. Así, somos observadores a distancia de un mundo ajeno y por momentos fascinante.


    (Fuente: Otroscines.com)


PELICULAS RELACIONADAS
Mi último fracaso


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2017 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.