“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez

CRITICA


  • Los Niños, viviendo la diferencia a los 50 años
    Por José Luis García

    La chilena Maite Alberdi vuelve a conmovernos con otro documental en el cual nos presenta a un grupo de amigos con Síndrome de Down que llevan 40 años asistiendo al mismo colegio.

    Los Niños es una película que pasó por numerosos festivales de cine, y entre ellos el DocsBarcelona 2017, donde asombró y emocionó al público por ser una historia tan humana y sencilla, que además no se circunscribe a lo que pueda ocurrir en Chile ya que trata un tema que es universal.
    Estos chicos grandes llevan ahí incluso más tiempo que los profesores de ese centro de enseñanza, mientras luchan contra el estigma de ser vistos como niños, pues la realidad es que no lo son.

    Desde siempre se vio que los individuos que padecen esta discapacidad intelectual vivían hasta los 25 o 30 años de edad, pero de un tiempo a acá, con todos los avances en la medicina y en la calidad de vida, lo cierto es que estas personas pueden llegar a vivir en torno a los 60 años o más.

    Es muy común el intentar identificar a determinados grupos como si fueran un todo. Los Niños trata a través del cine de demostrar lo contrario y lo hace mediante la presentación de distintas experiencias humanas que corroboran que cada persona es un mundo. La emoción y el carácter intervienen de distinta manera en situaciones similares según de quién se trate, y eso es algo que debería de tenerse en cuenta en algunas situaciones.

    ¿La película de Maite Alberdi es ficción o documental? La respuesta sería que quizá más documental, pero que es innegable que su estilo narrativo está muy cercano a la ficción, pues existe un guión muy preciso y una puesta en escena de largos meses de gestación y de duración sobre el terreno, aunque también es verdad que organizar con éxito una ficción típica en torno a este tema resultaría casi imposible con el alto grado de realismo que le confiere esta documentalista a su entrañable obra.

    Otra cosa acerca de la que sobresale Los Niños podría ser la simpatía con que se perciben algunos momentos de la película, especialmente las escenas que tienen que ver con los sentimientos entre personas que rondan los 50 años de edad, y algunos comportamientos muy generalizados en las relaciones sociales de todos los individuos, indistintamente de si padecen o no alguna enfermedad. Y esto queda contrastado con algunos puntos en los que el filme da implícitamente a entender como si estuviera denunciando determinados temas relacionados con la discriminación, sobre todo laboral, pero también a nivel familiar.

    Alberdi deja en el fuera de campo a otras personas que están en la Escuela, pero que no padecen Síndrome de Down, como podrían ser los profesores (aunque en una escena muy jocosa casi al final se ven al menos dos señoras mirando a los protagonistas del filme).

    Y por último, hay dos asuntos más a resaltar: la música de fondo de Miguel Miranda y José Miguel Tobar que acompaña algunas partes de la película, y la vuelta al recurso de la dulce repostería con que Maite Alberdi ya nos obsequiaba en La Once.


    (Fuente: Cinestel.com)


PELICULAS RELACIONADAS
Los niños


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2017 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.