“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA


  • Natural Arpajou: “La película pone en juego muchas cosas y no las critica”
    Por Rolando Gallego

    La ópera prima de Natural Arpajou, Yo, niña (2018) es un sensible ejercicio de narración autobiográfico en donde una niña (Huenu Paz Paredes) y sus padres (Andrea Carballo, Esteban Lamothe) ponen en juego los parámetros de la educación y la familia a partir de su cuestionamiento y reinvención.  Ganadora de mención especial no oficial del 33 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata otorgada por la Asociación de Directores de Cine PCI, Arpajou sostiene que es un proyecto que le llevó casi diez años y le cuesta expresar cómo se siente. "Se me mezcla todo, la vida con la peli".

    ¿Sensaciones antes de estrenar?

    Estoy muy conmovida, es un proyecto que me llevó casi diez años y me cuesta expresar cómo me siento, se me mezcla todo, la vida con la peli, es un proyecto muy personal. Estoy como en medio de un sueño, es muy fuerte todo para mí, super disfrutable, es como algo que tiene que ver conmigo y tenía que pasar.

    ¿Tenías la necesidad de pasar del corto al largo?

    Este guion lo tenía de antes de los cortos, y de hecho los cortos los hago con amigos, con otros tiempos, con los recursos que tengo. El largo era necesario, tenía que hacerlo, igual después de rodarla ya hice otro corto y al terminar Yo, niña empecé a ensayar otra película.

    Comenzaste con una propuesta con muchos elementos, niños, naturaleza…
    Con todo, arriesgado, Patagonia, niña, con el desarraigo de la gente rodando, era un lugar conocido para mí, pero también movilizador, tengo una pequeña casa allá y ni siquiera pude ir. Ayudaba conocer el lugar porque sabía qué íbamos a necesitar, igual en la zona se te cae la cámara y todo es bonito. Conocía los lugares, pero fue difícil explicar cuestiones asociadas a cómo viven de la manera que viven los protagonistas.

    ¿Se complicó conseguir financiación e intérpretes para la propuesta?

    La gente se entusiasmaba, pero por ejemplo no había señal de móvil y se desesperaban, hacía frío, había muchos exteriores. Con Andrea Carballo ya había trabajado y se lo propuse hace mucho tiempo, la niña le propuse y aceptó.

    ¿Hubo casting?

    Sí, yo hago profesionalmente castings, y en este caso vimos 600 nenas, habían quedado dos, y Huenu Paz Paredes quedó. La primera era alguien con una nostalgia diferente, pelo carré, más francesita pero finalmente me decidí por ella. Esteban Lamothe fue un nombre que se barajó y aceptó rápidamente. [A #Persona,30176] la conozco, le dije que se sumara y también quiso.

    La película tiene elementos autobiográficos, ¿se te complicó más a la hora de rodar?

    Terrible, fue muy raro porque encima cuando doy clases les digo a los alumnos que se expresen, y yo pensaba qué hago acá. La canchereé en el página a página, y cuando opinaba el equipo decía en qué me metía. Estoy movilizada ahora, pero en el rodaje fue muy doloroso, y les pedía a todos que confíen, aún estando tan frágil, necesitaba que estén todos mis amigos ahí, algunos no pudieron hacerlo. Igual les volvería a decir a mis alumnos que cuenten sus cosas, yo la veo ahora y creo que es honesta, cuando uno es honesto al escribir, filmar, no puede estar mal.

    ¿Qué fue lo más complicado de rodar?

    Todo, la primera locación se destruyó después de una tormenta, la reconstruimos como se pudo, porque no había presupuesto. Las escenas de noche eran complicadas, porque se cortaba el generador. Todo lo asociado a la naturaleza es fuerte, llueve, viento, varias cosas quedaron fuera de la narración, y los actores sufrieron algunas inclemencias y principalmente que por ejemplo no podían hablar por celular. No apareció un perro, necesitábamos gallinas y sólo pudimos conseguir tres, muchas cosas. Volví del rodaje y me reuní con dos directoras por casualidad y me di cuenta que no sólo a mí me pasaron cosas.

    ¿Qué tratamiento hicieron con la imagen que es tan luminosa?

    La pensamos con Pablo Parra, tiene un filtro, y desde la fotografía buscamos que sea hermosa.

    ¿Cómo fue la reconstrucción de época?

    Bien, buscamos elementos, ropa, detalles de medio de los ochenta. La película habla sobre unos padres que quieren una vida diferente, no digo que esté mal, pero quedamos muchos medio boyando. Yo estuve, por ejemplo a cinco horas de un pueblo, y de hecho hay una escena que iba a ser con mula, no la conseguimos, y lo cambiamos por un bote, y también fue complicado hacerlo.

    ¿Por qué la gente tiene que ver Yo, niña?

    Nunca sé, pero en general a la gente que les gusta las cosas que yo hago esta película les va a encantar, es una propuesta honesta, jugada, y al ser contada desde la mirada de una nena, con algo de autoral, pertenece al cine que yo hago y el que me gusta ver. La película pone en juego muchas cosas y no las critica. Hay muchos puntos para conectarse, es disfrutable, la puede entender cualquiera y no es pasatista así nomás, está mi mirada y creo que traté de llevar a la gente a eso.


    (Fuente: Escribiendocine.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.