“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA
  • Pilar Palomero, directora de Las niñas. Foto: Gtresonline.


    Cima Impulsa, un proyecto para fomentar la paridad y la diversidad en la gran pantalla
    Por Carla Pina

    En las salas de cine de la temporada postconfinamiento destacan dos títulos dirigidos por mujeres. Las niñas, de Pilar Palomero y La boda de Rosa, de Icíar Bollaín. Que coincidan en cartelera varios nombres femeninos es poco habitual, porque las mujeres dirigen de media el 20% de los estrenos. El 80% restante tiene nombre masculino. Ilustra bien esa desproporción el último informe elaborado por CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales) sobre la presencia de la mujer en el cine español que concluye que el sector está muy masculinizado, y que la desigualdad se acentúa en los altos cargos. Si el espectador es observador y no abandona la sala antes de que acaben los créditos se dará cuenta de la escasez de nombres de mujer en áreas como fotografía, montaje o dirección. De los 2.279 profesionales que ocupan puestos en jefaturas técnicas el 29% son mujeres y el 71% son hombres.

    Ante esta situación, CIMA ha estrenado CIMA IMPULSA, un proyecto en colaboración con el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) del Ministerio de Cultura y Deporte y Netflix, para fomentar la paridad y la diversidad en la pantalla e impulsar a las profesionales del sector cinematográfico a los puestos de responsabilidad. Para cambiar ese guion tan machista y crear referentes que abran camino han elegido "un total de 12 trabajos de entre 400 que se presentaron", explica la presidenta de CIMA, Cristina Andreu, repartidos en tres categorías: serie de ficción, serie documental y largometraje documental.

    Se trata de un programa se asesoramiento y formación para impulsar las carreras de los grupos de profesionales donde las mujeres todavía están invisibilizadas: guionistas, directoras y productoras de cine y series de televisión. Además, tres de ellas van asistir in situ a la mejor escuela que existe: un rodaje de un proyecto de Netflix durante una temporada.

    2025, el año de la paridad
    "En las escuelas de cine las mujeres no eligen ser directoras porque piensan que no van a poder dirigir", ilustra Cristina Andreu el pensamiento actual. Ante este escenario, el objetivo en 2025 es que la mitad de los largometrajes tengan a una mujer detrás de la cámara y cuente la historia desde su punto de vista. "Lo hemos visto ahora con Las niñas' Conocíamos cómo eran los colegios o los internados de los chicos, pero no sabíamos cómo eran los de ellas", dice Andreu."Si hubiera tantas miradas de hombre como de mujer la sociedad sería mucho más justa", agrega.

    Para conseguirlo, las mujeres tienen que salir a escena en todas las áreas. Según el propio estudio del CIMA, la presencia femenina es mayoritaria en los cargos de diseño de vestuario (93%) y maquillaje y peluquería (71%). En dirección artística y dirección de producción es equitativa. Los cargos más masculinizados son poducción (31%), montaje (24%), dirección y guion (20%), responsable de sonido (11%) dirección de fotografía (9%), composición musical con un 8% y efectos especiales con un 7%.

    (Fuente: elmundo.es)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2020 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.