“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA


  • Entrevista a Róger Neira sobre el proyecto de digitalización de la obra de Nora de Izcue
    Por Gisela Cánepa y Antonella Zumaita

    A propósito de la presentación de la película Canción del viejo Fisga que acecha en los Lagos Amazónicos (1978) de Nora de Izcue, restaurada y digitalizada por Piedra Azúl Producciones gracias al fondo del “Concurso Nacional de Proyectos de Preservación Audiovisual 2018”  organizado por la Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios (DAFO) del Ministerio de Cultura; tuvimos la oportunidad de conversar con Róger Neira, director de cine y coordinador del proyecto, acerca de los retos en el proceso de restauración y digitalización de la película y las perspectivas a futuro sobre este material fílmico. A continuación, les compartimos la entrevista.

    ¿Cómo surge la idea de restaurar la obra fílmica de Nora de Izcue?

    El proyecto de Nora, de restaurar su obra, comenzó con la realización de un cortometraje, mientras la entrevistaba me di cuenta de que Nora tenía mucho que decir, y que el cortometraje daba para una película, entonces nos presentamos con ese proyecto al concurso de desarrollo de la DAFO y ganamos (1). A partir de ahí empecé a investigar más sobre su obra, a preguntarle a Nora qué estaba haciendo con los rollos de film que guardaba y me encontré con que ella estaba guardando toda su obra en su casa, en un baúl. Como yo ya trabaja desde hacía un tiempo con film en Súper 8 –además que soy administrador de la página Cine 8mm Perú–, y como siempre me interesó unir lo fílmico con lo digital, es mi rollo cinematográfico como cineasta, entonces mi amigo Fernando Torres se enteró de que yo tenía el archivo, es más ya había digitalizado el matrimonio de Nora, que ella lo tenía grabado en 16mm, magnífico, y ese material casualmente estaba mucho mejor que sus obras, ese material lo había digitalizado para ver la posibilidad de incluirlo en el documental sobre ella; entonces como yo ya tenía todo este material, empecé a leer sobre cómo se elaboraba un proyecto de restauración, la información es muy escasa. 

    En Perú se convocaba por primera vez un concurso de restauración audiovisual, recuerdo que lo hice en una semana mientras estaba en la playa, y ahí decidí hacerlo, fue una llamada muy rápida, como que en dos semanas tenía que presentarme al concurso, entonces lo presenté y ganamos. Pero sí me interesó y me interesa por eso me he ido formando como restaurador. Yo ahora estoy llevando tres proyectos, yo soy también productor del proyecto de Gianfranco Annichini, y recientemente acabamos de ganar el proyecto  sobre la obra cinematográfica de Antonio Wong Rengifo. Yo quiero especializarme en digitalizar obras cinematográficas, no quiero entrar en lo digital porque para mi es lo que corre más riesgo en desaparecer, entonces quiero especializarme en eso, y es muy ambicioso el proyecto porque hemos escogido siete obras de Nora, así que, bueno, el presupuesto a veces queda corto, y hemos tenido que solventarlo a veces con  nuestro propio dinero, ya que para mi y el equipo que me acompaña, no es un proyecto nada más, nuestra intención es generar escuela con el proyecto de Nora.

    (1) En el 2017 Róger Neyra gana el “Concurso Nacional de Desarrollo de Proyectos de Largometraje -2017”, organizado por la DAFO-MINCU, con el proyecto Nora de Izcue: madre del cine peruano”.

    ¿En qué estado se encontraban las películas?

    En buen estado, pero debido al año, y a no estar a buena temperatura, porque ella las tenía en un baúl, en su habitación, en Lima. No estaban a una buena temperatura y aquí hay una humedad importante, aunque ella las haya tenido con un deshumedecedor, es un aparato muy pequeño; así que las encontré con graves problemas, algunos más que otras; sin embargo ella es una de los pocos cineastas que ha conservado sus rollos. No hay una cultura entre los cineastas de los años cincuenta, sesenta, setenta para arriba que guarde hasta ahora sus films. Yo soy un asiduo comprador de material, tengo mi pequeña, bueno ya no tan pequeña, mi mediana colección de obras que voy comprando constantemente de cineastas actuales que han abandonado sus rollos, y yo los voy rescatando. En general las películas de Nora estaban en un estado intermedio de conservación, pero si no hubiera existido el concurso nacional de proyectos de preservación , hubiera sido casi imposible digitalizar y restaurar sus obras.

    ¿Podrías comentarnos en qué consiste el trabajo de restauración de un filme?

    En principio es ver en qué estado se encuentra el material, hay que abrir las latas y oler directamente para saber en qué estado están los rollos, y si hueles a vinagre es que la cosa es grave, si ya no huele a vinagre bueno como que te relajas, porque ya sabes que el material puede ser digitalizado sin mayor problema; pero si hay vinagre ya es más complicado. Entonces, primero hay que verificar el material, en qué estado se encuentra, luego limpiarlo, luego hacer la unión de los empalmes, que siempre, por los años, se van deteriorando, para que corra en el scanner, ya que todo tiene que estar bien empalmado. Y en eso estamos abocados ahora, vamos a crear el primer laboratorio independiente de limpieza de material fílmico en el Perú. Para eso nos estamos asesorando con un grupo en España y en México, son profesionales peruanos que ha ido estudiar maestrías en preservación en el país Vasco y ya hemos presentado un proyecto para crear el primer laboratorio de restauración manual independiente porque no existe un Laboratorio independiente en nuestro país, la Universidad Católica es la única que lo tiene, pero es un poco complicado el acceso en cambio nosotros queremos dar el servicio abiertamente, y también enseñar, dar talleres, así que ya tenemos todo el proyecto y estamos  presentando cartas para poder conseguir todos los aparatos y equipos necesarios para este labor.

    Bueno después, es el escaneo cuadro por cuadro, nosotros lo hemos hecho en 4K. Después del escaneo, vamos a trabajar la restauración de imagen, contamos con el restaurador de imagen Christian Leyva, que es quien restauró también las películas Gregorio y Juliana, pero nos encontramos con una serie de retos.

    ¿Cuáles fueron los mayores retos en el proceso?

    Nos encontramos con que el laboratorio en Argentina en donde estábamos haciendo la digitalización, escaneó  unos tres cortometrajes en otro tiempo, no a veinticuatro cuadros sino a dieciocho, el restaurador de imagen la restauró a dieciocho. Entonces hemos tenido que rehacer todo el trabajo de restauración de imagen y aparte nuevamente pagar, ese fue un problema muy grave porque hicieron mal el transfer y cuando lo vimos no nos dimos cuenta que estaba en otro tiempo y claro, el otro no escuchó el sonido y empezó a trabajar imagen, entonces dijimos hay que hacerlo nuevamente, y acá escaneamos nuevamente y tuvimos que escanear otra vez la imagen y restaurarla, este trabajo de restauración de imagen lo hemos hecho en Trujillo.

    Estamos por abrir la primera empresa de preservación descentralizada en el Perú y  contamos con los equipos necesarios  y actualizados para realizar restauración cinematográfica en 4K. He hablado con mis amigos de Guarango  y quieren  en comprar un escáner,  nosotros también, estamos en conversaciones para sumar fuerzas,  para que todo el proceso de restauración se realice íntegramente en Perú y  no tengamos que ir a Argentina, Inglaterra, Estados Unidos, sino hacer todo en nuestro país. Ahora estamos estudiando los diferentes escáneres conocidos, de marca, yo apuesto más por los escáners inventados, estoy haciendo un estudio de algunos inventores reconocidos en España, también varias cinematecas alrededor del mundo trabajan con estos escáneres que son más económicos y realizan la misma función.

    En Perú, al menos para el presupuesto que tenemos, no da para comprarnos un escáner de medio millón de dólares, no hay presupuesto para comprarlo, y  tampoco tanta cantidad de proyectos para aprovecharlo, pero si es posible y necesario que el Ministerio de Cultura realice está inversión en la próxima cinemateca peruana.

    Entonces los principales retos fueron: escanear nuevamente y digitalizar nuevamente. Pero hemos descubierto que, al digitalizar nuevamente la imagen, hemos superado la primera restauración, o sea, el restaurador que es Fernando Torres y que aprendió con Christian Leyva, lo ha superado. de alguna manera  ha encontrado otra lógica y como es muy minucioso, ha potenciado la calidad de la restauración. Le hemos presentado las dos versiones a Nora y ella se ha quedado con la muestra final.

    Otro caso fue con el Viejo Fisga, que el sonido lo hicieron mal una empresa de post producción de sonido en Perú, le presentamos el material terminado a Nora y ella dijo “no, acá se ha borrado tal y tal”, y claro, vimos los segundos y se habían borrado partecitas, y le habían agregado efectos que no iban, entonces comenzamos a verlo nuevamente y hemos tenido que rehacer nuevamente el sonido y lo hemos tenido que hacer en Argentina en este tiempo en coordinación con Perú. Ahora Nora está contenta, porque estaba muy preocupada, ya que el sonido es muy importante en su cine, y más aún en el caso de La Canción del Viejo Fisga que es una canción, entonces si la canción no tenía los ritmos, y bueno ha sido todo un reto. Bueno la pandemia ha complicado, todo ha degenerado en un doble trabajo, un triple trabajo, pero finalmente lo estamos consiguiendo y encontrando una nueva forma exitosa de trabajar la restauración cinematográfica. 

    Por otro lado, los software, cada software tiene una peculiaridad no todos son compatibles, entonces hay que elegir cuál funciona con cual, es un trabajo muy fino, pero bueno nuestro objetivo es que salga lo mejor posible, porque nosotros queremos dedicarnos a esto, yo también soy muy obsesivo y Nora es muy obsesiva y tiene un carácter muy importante –risas–. 

    En un proyecto de digitalización, uno no siempre cuenta con el director o el productor de la película, entonces nos gustaría que nos comentes un poco más sobre la importancia de tener a Nora colaborando en el proceso ¿en qué otros aspectos se ha evidenciado la importancia de tener al director de la película al lado en un proyecto como este?

    Ha sido muy bueno, ahora que hemos ganado el proyecto de Wong va a ser diferente porque Wong no está. Pero con Gianfranco y con Nora, que están vivos y tienen mucha experiencia va a ser diferente. Por ejemplo, un cortometraje que restauramos de Gianfranco inauguró recientemente el Festival de Cine de Trujillo, es el primer festival en donde una obra restaurada abre un festival de cine. Es muy importante que se entienda que el cineasta puede recibir nuevas regalías de las obras restauradas porque de alguna manera también se trata de ayudar, porque no se trata de hablar de cultura, y que la gente se muera de hambre, y eso pasa mucho en nuestro país. Los cineastas que han dedicado toda su vida al cine no cuentan con  una jubilación.

    Ahora que están a puertas de finalizar el proyecto ¿qué piensan hacer con las películas digitalizadas?, ¿tienen algún plan de difusión para ellas?

    Nuestro proyecto de difusión es poder llevar las películas a festivales. Yo quiero presentar El viento del Ayahuasca en Cannes, que tiene su ciclo de lpelículas restauradas, el año pasado gestioné para que se presentara Gregorio y Juliana en el Festival de Cuba porque mi amigo es director de la Cinemateca. Ellos también están ordenando todo el material, y yo he preguntado qué material peruano tienen ahí, estoy haciendo un estudio sobre material peruano en las principales cinematecas del mundo, y ya me están enviando toda la información de las cinematecas. Entonces primero eso. Llevarlas a festivales, hay muchos festivales ahora que están reservando un área para proyectar películas restauradas, nosotros queremos competir en esas áreas, también tenemos una productora interesada como es Quechua Film que quiere distribuir, y yo le he dicho a Sergio que yo primero quiero difundir las obras en festivales, hacer un reestreno, pero que ahora no es el momento, ahora no hay salas. Y bueno, aparte estamos creando una plataforma en donde todos los proyectos que estamos trabajando van a ser difundidos. Aparte es muy importante documentar el proceso de restauración, hemos grabado varias veces a Nora, y ahora hemos iniciado una especie de libro de entrevistas con la madre del cine peruano.

    Esta entrevista fue realizada en el marco del evento “Producción e investigación del archivo audiovisual. Ciclo de mesas de trabajo sobre patrimonio en el marco del mes del patrimonio audiovisual.”, organizado por el GIAV, los días 1, 6, 15, 22 y 27 de octubre. 

    Róger Neyra y Nora de Izcue participaron en la mesa del 27 de octubre titulada "La situación del archivo audiovisual peruano: la digitalización de la obra de Nora de Izcue” para intercambiar opiniones respecto a los procesos de restauración, digitalización y preservación en los que ellos vienen trabajando, desde su experiencia como productores y directores cinematográficos; además de la participación de Pierre Emile Vandornee, director de la DAFO, con una perspectiva desde la institución responsable de las políticas culturales de preservación de patrimonio audiovisual peruano.

    (Fuente: Giav.pe)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.