“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CRITICA


  • Pacificado, con toques de documental e imágenes reales

    Así como existe una larga tradición de escritores viajeros, el cine suele situar a sus creadores en un territorio muy delimitado. Sin embargo, el cineasta americano Paxton Winters podría ser la perfecta excepción a la estabilidad geográfica de los cineastas. Alternando el documental con la ficción, el director y guionista ha recorrido el mundo captando los conflictos en los que vive en la actualidad: Iraq, Turquía, la Ruta de la Seda, Brasil… Paxton Winters planta su cámara en el centro de sus preocupaciones, con independencia del país en donde se encuentren.

    En época de inestabilidad política, recesión económica y conflicto social, el ser humano tiende a reagruparse en su núcleo social más reducido, la familia. Y el cine de autor de hoy no deja de captar ese retorno a casa. Las relaciones entre madre o padre e hija o hijo es el continuo leitmotiv del certamen, directamente, como en ‘La hija de un ladrón’ o ‘Proxima’, o indirectamente en ‘La decisión’, ‘Patrick’… ‘Pacificado’ no escapa a la tendencia y cuenta los intentos de Tati, una joven adolescente, por conocer y acercarse a su distanciado padre, Jaca, recién salido de la cárcel, tras más de una década de prisión.

    Lo que debía ser un cortometraje se ha convertido en una de las más equilibradas e interesantes películas de la Sección Oficial del 67º Festival de San Sebastián. En la favela de Morro dos Prazeres la violencia y la maldad del nuevo caíd hacen mella en sus habitantes. La llegada de Jaca es un destello de esperanza para sus habitantes que esperan vuelva a dirigirla, como lo hacía antes de entrar en prisión. Pero Jaca es un ‘pacificado’, se ha alejado de la violencia y quiere vivir una vida tranquila, lo más distante posible de la violencia criminal.

    Paxton Winters se aleja de las imágenes habituales y los discursos repetidos sobre estos lugares sin ley. Capta la humanidad de sus habitantes, busca otra vía de salida, empatiza con su forma de vida y no juzga en ningún momento. Un reparto impecable ayuda en este gran retrato: perfectas madre e hija, Cassia Nascimento y Débora Nascimento, pero sobre todo, el resplandeciente Bukassa Kabengele. Frente a Antonio de la Torre, que posee casi todos los boletos para la Concha de Oro, este actor puede dar la sorpresa final.


    Salvo un añadido inesperado en el guión hacia al final sobre la joven adolescente, un tanto forzado y que aparece sin más, el resto de la narración y realización es fluida, con toques de documental e imágenes reales, y grandes impacto visuales que hablan por sí mismos (ese inmenso plano sobre las escaleras de la favela es puro deleite visual).

    (Fuente: Fotogramas.es)


PELICULAS RELACIONADAS
Pacificado


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.