“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA
  • Las destacadas realizadoras Maite Alberdi (El agente topo), Chloé Zhao (Normadland) y Patty Jenkins (Mujer Maravilla 1984)


    Mujeres y cine: las alentadoras cifras que dejó el año de la pandemia en Chile y el mundo
    Por Javier Méndez

    ¿Qué tienen en común "Mujer Maravilla 1984", "Mulán" y "Nomadland"? No sólo haber llegado en medio de una pandemia que retrasó sus respectivos estrenos, o que las restringió al streaming o a un número limitado de salas. También las vincula otro factor aún más decisivo: las tres cintas norteamericanas fueron dirigidas por mujeres, encabezadas por Patty Jenkins, Niki Caro y Chloé Zhao, respectivamente.

    Es la muestra de una realidad que también quedó materializada en cifras. Según una investigación difundida el fin de semana por el Centro de Estudios para la Mujer en la Televisión y el Cine de la Universidad Estatal de San Diego –institución que habitualmente publica análisis referidos a temas de género y espectáculos-, un 16% de las 100 películas más taquilleras del año pasado fueron dirigidas por mujeres. La estadística es significativa, ya que marca un récord en el tema en comparación con temporadas anteriores.

    Cifras: en 2017 el número de directoras en el mismo ítem llegaba al 8%, después en 2018 descendió al 4%, para nuevamente repuntar en 2019 al 12%. A lo anterior se suma que las mujeres constituyeron un 21% del total de directores, escritores, productores, productores ejecutivos, editores y directores de fotografía en los últimos 12 meses, un incremento de un 1% en comparación al año anterior.

    “La buena noticia es que hemos visto dos años consecutivos de crecimiento para las mujeres que dirigen”, indicó la encarga del estudio, la doctora Martha M. Lauzen, en un comunicado. “Esto rompe un patrón histórico reciente en el que las cifras aumentan un año y disminuyen el siguiente. La mala noticia es que el 80% de las películas más importantes todavía no tienen una mujer al frente “, culminó.

    Pese a ello, la perspectiva histórica igual entrega números alentadores. Según la misma entidad de San Diego, en 1980 sólo había un 1% de directoras entre los filmes más importantes de la temporada, mientras que una década después, en 1990, la cifra había crecido apenas a un 2%. O sea, hoy los cambios al respecto también son mucho más acelerados.

    El caso chileno: no aumenta pero tampoco baja
    ¿Y qué pasa en nuestro país? “Desde hace una década bordeamos los 50 largometrajes al año, de ese número las mujeres no han logrado sobrepasar el 20% contando largometrajes de ficción y documental”, comenta Antonella Estévez, directora de FEMCINE, el festival que va por su edición número once y cuya competencia está formada exclusivamente por realizadoras en puestos de dirección o codirección.

    Un certamen que para este 2021 se adaptó a los tiempos pandémicos, ya que se llevará a cabo de forma virtual entre el 23 y el 28 de marzo en la plataforma FESTHOME TV.

    “Hasta ahora no se ha visto un aumento de manera significativa porque las cifras se han sostenido, pero creo que eso sí va a cambiar, porque las escuelas de cine están pasando por cosas distintas, las nuevas generaciones van a venir más potentes”, comenta la también editora general del sitio web cinechile.cl, que sirve como enciclopedia de todo tipo de cintas gestadas en territorio nacional.

    Durante 2020, en Chile se estrenaron 28 largometrajes de ficción y seis fueron dirigidos por mujeres, lo que corresponde a un 21,4% del total. En esa misma línea, de los 36 documentales que indica el mismo catálogo del cinechile.cl, once de ellos tuvieron una dirección femenina (30,5%).

    De alguna forma, los cómputos mantienen el escenario de años anteriores o arrojan un leve aumento. Por ejemplo, en 2018 se exhibieron 35 largometrajes, con sólo cinco de ellos comandados por mujeres. En 2019, se reportan 30 cintas de ficción, con un total de seis directoras, en números parecidos a los de 2020.

    Esta temporada, entre los largometrajes nacionales -incluyendo trabajos mixtos- se pueden encontrar directoras en cintas como "Cosas de hombres" de Gabriela Sobarzo; "Tetoterapia", el musical, de Alejandra Gómez; "Realismo socialista como una de las bellas artes", y "El tango del viudo y su espejo deformante", de Valeria Sarmiento; "Las mujeres de mi casa", de Valentina Reyes; y "La nave del olvido", de Nicol Ruiz.

    También hay un hito para subrayar: el alabado documental El agente topo, la carta chilena a los premios Oscar, tiene como mentora a la realizadora Maite Alberdi.

    “Hay cada día más, pero lamentablemente está determinado por la voluntad y mérito propio, no hay un fomento especial para que pueda existir ese espacio para las mujeres”, indica Camilla Huaquimilla, directora de Mala junta (2016), su ópera prima disponible en Amazon Prime y ondamedia.cl, quien también es crítica con el hecho de depender del financiamiento público y de la falta de instancias para que las mujeres puedan asumir como directoras sin necesariamente haber cumplido otro rol dentro de la industria cinematográfica.

    “Son muchas las que tienen un gran desempeño en la escuela, que han desarrollado grandes cortos o que tienen una mirada que es particular e interesante, pero han sido muy pocas las que efectivamente pueden dar el paso para filmar su primer largometraje. En Chile recién estamos partiendo con algo que en el mejor de los casos se podrá ver a largo plazo. Hoy ha sido mérito de las creadoras y de sus equipos que deciden subvencionar el talento de una voz necesaria”, comenta.

    (Fuente: latercera.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.