“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CRITICA


  • "Mis hermanos sueñan despiertos"; canto a la hermandad y a la resiliencia.

    "Mis hermanos sueñan despiertos" es el segundo largometraje de la directora de la multipremiada ópera prima "Mala Junta".
    Este es un canto a la hermandad y la resiliencia.

    Ángel y su hermano menor Franco llevan un año en un centro de detención juvenil y ni siquiera tienen fecha para el juicio. La espera y el encierro se hacen eternos y el sueño recurrente de la fuga aparece como única opción para recuperar la libertad.
    El hermano mayor protege y contiene al más joven, hay una maestra (Paulina García) que los estimula y hay hasta cierta tensión sexual cuando pueden interactuar con chicas también presas.
    Sin embargo, el contexto de una familia abandónica (solo los abuelos los visitan) y de unos guardias siempre dispuestos a la represión rápida y violenta no deja de ser angustiante por lo que la llegada de otro muchacho más rebelde e impulsivo aviva los planes para escapar.

    Esta segunda película de la directora (de origen mapuche) Claudia Huaiquimilla tras la promisoria "Mala Junta" podría haber caído en los numerosos lugares comunes del subgénero carcelario adolescente, pero -más allá de algunas situaciones que bordean el estereotipo y la bajada de línea- termina siendo un retrato sensible y riguroso a la vez.

    Es cierto que el trasfondo es de denuncia respecto de la falta de oportunidades y la desidida institucional, pero la realizadora prefiere concentrarse en la intimidad de sus protagonistas, ofreciendo un retrato psicológico bastante profundo e inteligente, con sus contradicciones, sus momentos de humor y de dolor.

    La austeridad, el recato y el pudor que imperan en la mayoría de las escenas se suman a la sensibilidad que afloran en las pequeñas observaciones y la riqueza de los detalles que ofrece Huaiquimilla y a la naturalidad que aporta un elenco de adolescentes capaz de expresar tanto los códigos y lealtades de grupo como las frustraciones individuales. En esos matices reside el principal valor de una película noble y genuina que ratifica el buen camino artístico de su directora.


PELICULAS RELACIONADAS
Mis hermanos sueñan despiertos


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2022 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.