“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA


  • Pavel Giroud habla sobre la coproducción cubano-española La edad de la peseta
    Por Joel del Río

    La edad de la peseta comenzó como un encargo, por llamarlo de algún modo. Había un guión seductor dando vueltas y tanto el autor como el productor veían bien que yo me incorporara a él como director. Para nadie es secreto que yo andaba loco por rodar mi primer largo; pero esa locura no era tanta como para impedirme ser cauteloso a la hora de escoger un proyecto ajeno. El proceso que llevamos a cabo en común estuvo más en función de mi perspectiva, fue algo que quedó muy claro siempre. Trabajamos muy rápido, dándoles carácter a personajes que tenían fugaces apariciones; atando cabos sueltos; creando simetrías narrativas (un elemento sin el cual no concibo el cine). Fue un proceso muy cómodo para ambos. Yo, sin intentar cambiar su historia, aun cuando me atreviera a alterar las situaciones, y él adecuándose a mi focalización de ella, un proceso elemental en cualquier matrimonio guionista-director y que a veces no funciona porque alguno hala más para su lado. Creo que fue clave el hecho de que Arturo es bastante desprendido y yo soy lo suficientemente adaptable como para no llevar la nave hacia una ruta ajena a la que él se propuso.

    ”Mi método de trabajo es tan simple como adecuarme a las características de cada actor y conocer muy bien a mis personajes para saber el rango de reacción ante cada situación que enfrente. Si algo distingue a las películas que apelan a tiempos pasados es el exhibicionismo de la reconstrucción, algo que me hubiera encantado hacer, pero que me resulta imposible. Afortunadamente, me han antecedido grandes cineastas como Wong Kar Wai, que me han enseñado que basta una angulación para ubicar en tiempo y espacio a tus personajes. En La edad… todo esto está planteado desde una perspectiva minimalista; acudiendo a pequeños detalles y, por supuesto, evitando gazapos.

    ”Terminado el proceso de edición de mi historia en el filme Tres veces dos (Flash), mientras Esteban y Lester filmaban las suyas, tuve la suerte de que mi guión Emporio Habana fuera seleccionado para la primera edición de beca Fundación Carolina para desarrollo de proyectos cinematográficos en España, tutoreado por importantes productores, guionistas y realizadores iberoamericanos. He realizado tres o cuatro documentales; uno, de apenas diez minutos, dedicado a los carteles ICAIC, titulado Silk screen; el segundo narra el proceso de grabación de un disco dedicado a Frank Emilio, donde intervienen muchos de los más importantes pianistas cubanos del momento, trabajo que comenzó como el típico making of, pero que fue creciendo y creciendo y que se estrenó en los días del Cubadisco y fue editado en DVD por BIS music”.



PELICULAS RELACIONADAS
La edad de la peseta


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
ENLACES DE INTERES
Copyright © 2020 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.