“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ARTICULO


  • Copacabana, lo nuevo Martín Rejtman

    En el marco de la apertura de las actividades de Fundación Proa, en Bolivia, para el año 2010, el director Martín Rejtman presenta su primer documental, Copacabana. Los días 23 y 30 de enero y 6 y 13 de febrero, Proa se llenará de colores y silencios. Una ópera prima de observación y gozo destinada a encandilar.

    El director Martín Rejtman presenta su nuevo trabajo, Copacabana. Una película de ficción hecha con elementos reales, como él la definió.“Bolivia, mi país. Conocer mi país es un deber, hacer que lo conozcan, es un honor. El lago Titicaca; la Paz, a 4 000 metros de altura sobre el mar; la cantuta, flor nacional. Estamos viendo postales de la Paz”, pero en realidad estamos viendo un álbum de fotos o postales reunidas que son presentadas por una voz en off.

    Si el que narra está en Bolivia o en Argentina, si el dueño de esas manos curtidas es un ciudadano boliviano en tierra extranjera, no importa. Importa lo que dice, cómo lo dice y el encanto que logra Copacabana, el primer documental de Martín Rejtman.

    Pero llamar documental a los 55 minutos de su trabajo es arrancar mal ya que él mismo lo definió como “una película de ficción hecha con elementos reales”.

    La cruzada empezó por un pedido de un canal de televisión para que se filmara una serie de documentales donde se retratara a la gente de la ciudad y Rejtman eligió un tema que desconocía completamente: La comunidad boliviana.

    El comienzo del trabajo fue un recorrido por los barrios argentinos donde vive la mayor comunidad fuera de Bolivia. Comida, ropa, música, bailes y celebraciones empezaron a llegar como posibilidades narrativas.

    Empieza un registro de imágenes que no invade, que observa y encuentra en esa mirada la complicidad de formar parte de algo ligeramente excepcional.

    Según el director, se registraron más de 20 horas de las que se rescataron solo 55 minutos. Momentos de silencios enmarcados por una música lejana que llega como antesala de la celebración a la Virgen de Copacabana.

    Todos los años, durante dos domingos del mes de octubre, la comunidad boliviana en Argentina celebra su fiesta patronal más importante. Cientos de grupos de música y baile de todo el país desfilan en el barrio porteño Charrúa en una celebración que trasciende lo religioso.

    Es ese lugar, el director Martín Rejtman construye una concatenación de hechos pausados lejos del guión y muy cercanos al gusto de la contemplación.

    Copacabana encanta por la ausencia de historia y por la elocuencia de unas imágenes que en el paso de los minutos se convertirán en narración.

    Fotografía como lenguaje y silencios como anécdotas se convierten en un relato que fascina y conducen a la atención y el asombro.

    (Fuente: observadorglobal.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2020 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.