“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA
  • Las artistas bolivianas trabajaron junto a la cineasta Violeta Ayala en la animación de la serie con personajes del “inframundo neoandino”. | Facebook


    Violeta Ayala apuesta por la realidad virtual para retratar el inframundo neoandino
    Por Paz Monasterios

    La directora cochabambina Violeta Ayala se prepara para dar un golpe en el tablero con la serie Prison X. Una propuesta de realidad virtual que para la cineasta representa “la democratización” de la animación y en la que el espectador no sólo conocerá a diferentes personajes del inframundo neoandino, sino que además será partícipe de una historia que atraviesa teatros y prisiones.

    "Prison X es una serie animada que ha sido creada digitalmente, pero a mano enteramente en la realidad virtual. Es una serie interactiva donde tú como espectador también participas y también estás dentro del mundo; entonces, jugamos mucho con la inmersión”, explicó la realizadora, desde Australia. “Estamos llevando la realidad de la justicia o injusticia boliviana a la realidad virtual con estos personajes de una subcultura, de un inframundo, pero también son personajes muy reales y muy cotidianos para nosotros”, agregó.

    La idea para este proyecto —que incluye a demonios, santos, seres mágicos y policías corruptos— surgió en 2017 a raíz del documental que realizó la artista en la cárcel de San Sebastián (Cochabamba), Cocaine Prison. Durante el rodaje, Ayala reconoció la presencia de este tipo de personajes que si bien no podían ser capturados en cámara, eran protagonistas de historias que valían la pena ser contadas.

    “Siempre he querido contar esas historias y no sabía cómo. La realidad virtual me ofrece una herramienta para poder crear estas historias porque ni siquiera existen reglas en la realidad virtual”, destacó la cochabambina. “Hemos creado absolutamente todo el mundo: desde el suelo, el cielo, el piso, escenarios, teatros, la cárcel, los personajes. (La realidad virtual) me daba esa oportunidad de hacer esto de una manera mucho más libre”, sostuvo.  

    El proceso creativo fue “divertido y difícil” a la vez, según describió la directora. Un trabajo en el que participó cerca de una decena de artistas —entre los que se incluyen otros bolivianos como María Corvera Vargas, Rilda Paco y Roly Elías— y en el que se incluyeron elementos innovadores como el Rokoko, que consta de un traje con 17 sensores que ayudan a dar movimiento a los personajes.

    “Es un proceso que ha ido avanzando con la tecnología y la disponibilidad de la tecnología para crear estas historias. Entonces es un proceso de experimentación, trial and error (prueba y error)”, afirmó la cineasta. “Lo que a mí me fascina es que siento que es la democratización de la animación. Antes tú necesitabas millones y millones de dólares y un equipo de 1.000 personas para contar una historia animada. Hoy en día la realidad virtual nos está mostrando que puedes hacer lo mismo con 10 personas. Entonces el proceso se va achicando y también el costo”, añadió.

    El primer capítulo de esta serie de seis episodios lleva el nombre de 'La Diabla y el Sol' (The Devil & The Sun) y será estrenado este mes en el Festival de Cine de Sundance, en la sección de Nuevas Fronteras. Por lo pronto el capítulo está en inglés, pero la directora tiene previsto realizarlo con voces en español y en quechua, en un futuro próximo.

    “He aprendido mucho. Me siento increíblemente orgullosa de estar escribiendo el lenguaje con el que va a funcionar este tipo de creación. Estoy cuestionando todo lo que se había producido hasta ahora”, recalcó la artista. “Yo nunca pensé que una niñita boliviana, quechua, que viene de la zona sur de Cochabamba, iba a poder estar encontrando y definiendo el lenguaje de la realidad virtual y de cómo va a ser el futuro en un sentido del cine. A veces me pellizco para ver todo lo que voy creando”, confesó.

    Además de la producción de los restantes cinco capítulos de 'Prison X', Ayala prepara para este 2021 el estreno del documental La Lucha, un largometraje inspirado en el corto de su autoría lanzado en 2017, que sigue a la segunda caravana de personas con discapacidad que partió de Cochabamba a La Paz en petición de un bono mensual de  500 bolivianos. “Está quedando espectacular”, adelantó.


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.