“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA
  • Fotograma de 'Lo que queda en el camino', de Jakob Krese y Danilo do Carmo.


    Festival MiradasDoc, un encuentro atlántico para empuñar otras armas: las cámaras
    Por Analía Iglesias

    Un cine de lo real no puede eludir, en estos días, dos palabras que se conjugan en femenino: la mujer y la guerra. En las antípodas la una de la otra, las dos conectan tanto con la actualidad como con temas que trascienden lo urgente y lo ingrato. De ahí que la XV edición del festival MiradasDoc, que hoy despega en Guía de Isora, Tenerife (Islas Canarias), preste gran atención a las mujeres y a su natural capacidad para ver con perspectiva humana las guerras y/o apaciguarlas, mientras dedica sus observaciones más exhaustivas a los conflictos, con visiones alejadas del belicismo a ultranza.

    El auditorio del municipio Guía de Isora, en las faldas del Teide, levanta el telón para proyectar unas 40 películas –entre ellas, 12 estrenos– de 32 países, que cuentan grandes migraciones o hacen pequeños retratos de la vida cotidiana de las personas comunes, por parte de autores provenientes de varios continentes, en especial de África y Latinoamérica. Paralelamente, se desarrolla un mercado audiovisual que, año a año, se consolida como puente geográfico y estilístico entre los sures, así como un espacio de formación técnica y propuesta lúdica y educativa para jóvenes cinéfilos. La ceremonia final de esta edición, que vuelve a ser presencial en la parte fílmica, tendrá lugar el 12 de marzo.

        En el festival podrán verse 40 películas de 32 países, que cuentan grandes migraciones o hacen pequeños retratos de la vida cotidiana de autores de África y Latinoamérica

    En el espíritu del encuentro entre los picos montañosos y el inmenso océano está inscripto el riesgo artístico, según explicitan sus organizadores. En efecto, la no ficción no tiene por qué ser un mero reportaje informativo, tal como atestiguan trayectorias como la del chileno Patricio Guzmán, uno de los cineastas contemporáneos que mejor expresa esa voluntad de cine documental con firma y sensibilidad de autor. De hecho, Guzmán participó en la primera edición del festival, en 2006, y, desde entonces, se han programado en Guía de Isora más de 1.000 películas que intentaron ensanchar esa estela de arte y verdad.

    Pasaron por allí, para confirmarlo, artistas como Basilio Martín Patino, Abbas Kiarostami, Joaquín Jordá, David Bradbury, José Luis Guerín, Avi Mograbi, Montxo Armendáriz, Isabel Coixet, Luis Ospina o Gianfranco Rosi. Por eso, el director del certamen, David Baute, se muestra agradecido en la presentación de esta edición: “Cientos de directoras y directores han mantenido encuentros íntimos y creativos con nuestro público, y un copioso grupo de profesionales de lo artístico y lo técnico del cine documental nos han obsequiado con su saber. Agradecemos su perseverancia y la responsabilidad en la producción de estas películas, que transitan entre la reflexión y el riesgo, revelando el nervio del cine contemporáneo internacional”.

    En el concurso de la realidad
    En la sección dedicada a los largometrajes internacionales hay 10 películas que concurren a concurso. Entre ellas, se destacan las obras de cineastas como la directora paraguaya Arami Ullón, que presenta Apenas el sol; la mexicana Natalia Almada (Users); la directora uruguaya Alicia Cano Menoni (Bosco); Joana Oliveira, quien desde Brasil trae Kevin; la documentalista rusa Svetlana Rodina, que codirige Ostrov-Lost Island, y la reconocida directora de Níger Aicha Macky, con Zinder. El resto de los largos en competición son: La opción cero, de?Marcel Beltrán (Cuba);?Bukolika, de Karol Palka (Polonia); Brotherhood, de Francesco Montagner (República Checa e Italia) y Lo que queda en el camino, de Jakob Krese y Danilo do Carmo (México, Brasil y Alemania).

    Algunos de los films a concurso hablan de lo que aún puede rescatarse de una casa, a pesar de los caminos que nos alejaron, o de los desarraigos y nuevas supervivencias. Por ejemplo, en el Chaco paraguayo, Arami Ullón acompaña a un integrante del pueblo ayoreo a recuperar canciones y testimonios de su pueblo, despojado por misioneros religiosos de su hogar en la selva, varias décadas atrás. El paisaje es más diverso, pero cercano en la ida y vuelta entre Bosco, Italia, y Salto, Uruguay, que propone Alicia Cano Menoni. También en Kevin, Joana Oliveira acorta distancias entre continentes, cuando ella misma va a Uganda a visitar a quien fue su compañera de estudios, en Alemania, hace 20 años.

    En Rusia, Svetlana Rodina y Laurent Stoop se trasladan a la isla de Ostrov, en el Mar Caspio, donde los habitantes han sido abandonados por el estado, tras el colapso de la Unión Soviética, y sobreviven gracias a la pesca furtiva. Por su parte, en Zinder, Aicha Macky –directora de la prodigiosa Un árbol sin frutos– vuelve a dejarnos entrar en los debates sociales de uno de los países más pobres del mundo, Níger; en este caso, al caos de un barrio en el que antiguamente se confinaba a los leprosos y en el que ahora viven otros parias, paradójicamente abocados al culto al cuerpo y la violencia.

    En el certamen también podrá verse una sección competitiva de cortos internacionales y una selección de óperas primas. Dentro de esa última muestra destacan los estrenos de Trenches, del periodista francés Loup Bureau, sobre los combates en Donbás, entre el ejército ucraniano y las tropas separatistas prorrusas, y Yoon, de los portugueses Pedro Figueiredo Neto y Ricardo Falcão, que se embarcan en un largo viaje por tierra con el emigrante senegalés Mbaye Sow. También está prevista una sección de cine español y otros premios a proyectos en desarrollo. Además, se inaugura una nueva sección, denominada Cinemateca Fundación Pedro Zerolo.

    Integran los jurados de los concursos nacional e internacional de corto y largometraje, José F. Rodríguez, programador del Festival de Cine de Tribeca; Mohamed Saïd Ouma, programador del Festival Internacional de Cine Africano de África y las Islas (FIFAI), en La Reunión; Tanya Valette, docente en la escuela de cine de San Antonio de Los Baños en Cuba y la de Chavón, en República Dominicana, y Joana de Sousa, programadora de DocLisboa, entre otros.

        MiradasDoc, con el apoyo del gobierno de Canarias y junto a otras instituciones, propone prácticas en estudios de televisión para alumnos de primaria y secundaria, así como talleres de crítica y fotografía documental.

    En cuanto al MiradasDoc Market, el mercado que busca abrir caminos internacionales para los realizadores emergentes, este año tendrá lugar en versión online. Sin embargo, su ampliación es un hecho gracias a la incorporación de fondos de financiación de los festivales más importantes del mundo: a los de Sundance y Visions du Réel, se suman los de la Berlinale, el Hot Docs Blue Ice Fund de Canadá, la Ford Foundation de EE. UU. y la de The New York Times. A estas fundaciones se les darán a conocer los proyectos escogidos de los laboratorios Afrolatam, DocSur y Anidoc Sur. Afortunadamente, Debut Wip, para películas en fase avanzada de montaje, sí se celebrará de forma presencial.

    En el terreno de la formación, MiradasDoc, con el apoyo del gobierno de Canarias y junto a otras instituciones, propone prácticas en estudios de televisión para alumnos de primaria y secundaria, así como talleres de crítica, de desarrollo de proyectos, de fotografía documental, además de recuperación de la tradición oral para ciudadanos de la isla de Tenerife. Asimismo, lo recaudado por la venta de entradas a las proyecciones (que a partir de este año costarán un euro) se destinará a un programa de formación audiovisual en la localidad de Kanifing, en Gambia.

    Mujeres que cuentan guerras
    El festival rendirá homenaje a dos mujeres guerreras en sus respectivos campos: por un lado, a la cineasta británico-francesa Claire Simon se le entregará el premio Mirada Personal y, por otro, a la periodista española Teresa Aranguren se le dará el galardón Mirada Encendida. Simon (Gare du Nord, Mimi) es una realizadora que ha dedicado su vida a registrar las causas sociales y a enseñar cine, sin perder de vista la lucha feminista dentro del oficio: es miembro del colectivo 50/50, que tiene como objetivo promover la igualdad y la diversidad de género en la industria audiovisual.

    Por su parte, Teresa Aranguren –reportera que cubrió la invasión israelí de Líbano de 1982, la guerra Irán-Irak, las crisis del Golfo, el conflicto palestino-israelí y de los Balcanes– mantendrá este domingo un encuentro con el público que se acerque al auditorio de Guía de Isora (la charla también podrá verse luego en el canal de Youtube de MiradasDoc) para hablar de la cobertura de los conflictos armados y, en particular, del papel y la mirada de las corresponsales en los escenarios bélicos.

    En tanto, para el martes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se ha preparado un coloquio que animarán Claire Simon, Tatiana Mazú (ganadora del primer premio en MiradasDoc 2021) y la actriz y activista Carla Antonelli, que se desarrollará también en el auditorio municipal.

    La programación completa del festival está disponible aquí y los encuentros y ceremonias pueden seguirse en emisiones en directo, a través de la página de Facebook de MiradasDoc.

    (Fuente: elpais.com)


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2022 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.