“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

CRITICA


  • De sicarios y virtuosos
    Por Francisco Marinero

    En su aspecto más interesante y más convincente, Maroa es un documental sobre la vida en los barrios más pobres y más violentos de Caracas basado en la galería de sus personajes representativos.

    Maroa, una adolescente que vive con su abuela despótica y odiosa, está retratada también en forma casi documental (e interpretada extraordinariamente por Yorlis Domínguez), mostrándola como un producto de ese medio marcado por la miseria, la delincuencia, las drogas y la prostitución y haciendo verosímiles las contradicciones de ser precozmente resabiada y conservar su ingenuidad y de reaccionar con violencia y ser dolorosamente sensible: la propia apariencia de la actriz la sitúa en una edad algo indefinida, ya formada como mujer y patética cuando se pinta y viste para seducir.

    Este documental se apoya narrativamente en un género que Hollywood ha sobreexplotado: el de la epopeya didáctica o deportiva protagonizada por un profesor o entrenador, que debe domar a alumnos broncos o jugadores desastrosos y lo logra transmitiéndoles cierta mística del conocimiento o la superación.

    Detenida por la policía, Maroa ingresa en un centro de acogida cuyo profesor de música (Tristán Ulloa) descubre el prodigioso oído de la niña y la incorpora a su orquesta de música clásica. Solveig Hoogesteijn ha declarado que pensó en hacer esta película tras asistir a un concierto de alumnos de un reformatorio pero la crónica de redención gracias a la música hereda las convenciones del melodrama, con las diferencias respecto a los tópicos de Profesor Holland o Música del corazón de que aquí la protagonista sigue siendo la heroica aprendiz y no el heroico maestro (como se trata de una coproducción, éste es español y nadie se ha molestado mucho en explicar su presencia en Caracas), y de que hay entre ellos cierta atracción física que la menor, dado el ambiente que la formó, admite como pago normal por protección y que el adulto trata de reprimir.

    Lo +: La complejidad del personaje central, incluso en el detalle de que le guste tanto la salsa como la música 'de iglesia'.

    Lo -: Hollywood ha desgastado el tema de la educación en los guetos con películas de menos rigor.


    (Fuente: http://www.elmundo.es)


PELICULAS RELACIONADAS
Maroa


CINEASTAS RELACIONADOS
Solveig Hoogesteijn


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2020 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.