“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ARTICULO


  • Mi hijo el Che
    Por Mercedes Santos Moray

    En este 2007 se cumplen 40 años de la caída del Comandante Ernesto Che Guevara en Bolivia, de ahí que numerosos artistas y escritores se hayan inspirado en su vida y su obra, en la trascendencia de su huella no solo para Cuba y América Latina, sino para toda la Humanidad, y como homenaje a su memoria la hayan trasladado al lenguaje del arte y de la literatura.

    Uno de estos creadores lo es el cineasta argentino Fernando Birri, una de las personalidades fundacionales del Nuevo Cine Latinoamericano, quien fue además el primer director de la Escuela Internacional de Cine y TV, en San Antonio de los Baños, al sur de La Habana, institución docente auspiciada por la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano.

    Y, desde la mirada de este realizador, nació el tributo del documental Mi hijo el Che, recientemente presentado en el espacio Fe de Vida, que conduce la intelectual hispana Aitana Alberti, en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, en la capital cubana.

    El filme, producido para su exhibición en las televisoras de Europa, aborda aspectos de la infancia del Che Guevara, desde la mirada y el testimonio, singulares por su intrínseca calidez, de su padre, Don Ernesto Guevara Lynch.

    Alimentado por el amor y la vida, la poesía del documental y su carácter esencialmente comunicativo, establece un contrapunto enriquecedor entre las imágenes gráficas y el testimonio oral, para descubrirnos algunas de las facetas menos conocidas y divulgadas de la personalidad del Che, desde sus orígenes familiares.

    Allí está la infancia, como semillero de la personalidad del guerrillero de América, las relaciones interpersonales con sus hermanos, tías, y sobre todo con sus progenitores, y en ese contexto, sobresale la intensidad filial del diálogo entre Ernestito y su madre, doña Celia de la Serna, cuya presencia fue decisiva en la formación ética y espiritual del niño, el adolescente y el hombre.

    La enfermedad, el asma que aparece para reducir el espacio de la niñez, la temprana voluntad del pequeño y de su familia por vencer las limitaciones, el deporte, la lectura, el sostenido intercambio con la naturaleza, la amistad como vía de ampliar el horizonte para el Che son elementos que resultan protagónicos en el filme, realizado por Birri con su proverbial agudeza y sensibilidad artística y humana.


    (Fuente: CubaAhora)




CINEASTAS RELACIONADOS
Fernando Birri


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2022 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.