“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA


  • Matías Bize huye de etiquetas

    El joven director chileno Matías Bize, que se encuentra en Valladolid para presentar su última película en la 52 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), ha reconocido hoy que huye de la etiqueta que relaciona al cine iberoamericano con la política y las desigualdades sociales.

    'Yo nací en Chile, pero las películas que hago son mías y no tienen por qué representar una cierta ideología', ha reconocido en una entrevista con Efe el autor de Lo bueno de llorar, su tercer largometraje que se estrenará en Valladolid, fuera de concurso, dentro de la sección oficial de largometrajes.

    Este chileno de 28 años, que obtuvo la Espiga de Oro de la Seminci en 2005 con la película En la cama, se ha manifestado en contra de que se etiquete cualquier tipo de cine 'tanto norteamericano como asiático o iberoamericano'.

    Bize ha calificado sus películas de 'íntimas y universales a la vez', motivo por el que un distribuidor francés justificó que no difundiría En la cama, ya que 'esperaba pobreza y política y no la consideraba una cinta iberoamericana'.

    El premio de Valladolid en 2005 'me cambió la vida', ha reconocido el director nacido en Santiago de Chile en 1979, para quien los festivales ayudan a saltar el obstáculo que para el cine iberoamericano supone salir fuera de sus países.

    En este sentido ha explicado que existe una generación 'muy buena' de jóvenes realizadores que acuden a certámenes de cine y ganan premios y le ha ocurrido que, 'muchas veces', termina viendo en Europa películas iberoamericanas que no puede ver en su país.

    En los dos años que han transcurrido desde que se convirtió en el realizador más joven en conquistar el reconocimiento de la Semana de Cine de Valladolid, Bize siente que ha crecido como director y ha asegurado que cada película nueva que hace le gusta más que la anterior.

    En la cama (2005) y Lo bueno de llorar'(2007) son cintas 'bastante hermanas pero distintas desde el punto de vista formal', ya que la primera está hecha con muchos cortes y en una sola localización, y la segunda tiene muchos planos largos y recurre a la improvisación.

    En la cama requirió seis meses de preparación, mientras que a Lo bueno de llorar su director dedicó tres días de ensayo y mucha improvisación y aportaciones de los actores.

    Estas dos películas hablan del amor desde perspectivas diferentes porque la primera relata la historia de un pareja que se conoce y se enamora a lo largo de una noche, y la segunda refleja 'lo contrario', con una pareja ya establecida que decide terminar su relación.

    Lo bueno de llorar' surgió de una invitación de dos productoras españolas para que Bize rodase en Barcelona con total libertad, lo que es un 'sueño para cualquier director'.

    La única condición que pusieron esas empresas fue que tenía que mostrar un adelanto en la noche de clausura del Digital Barcelona (DiBa) Film Festival, para que el faltaban dos meses cuando recibió la propuesta.

    En ese tiempo tuvo que escribir el guión, rodar la película y preparar un fragmento para mostrar, una experiencia que el realizador no sabe si repetirá porque 'fue una locura', aunque ha reconocido que trabajó 'en las condiciones ideales' con los actores españoles Vicenta N'Dongo y Alex Brendemülh y su equipo técnico.

    Bize, cuyo primer largometraje Sábado (2003) se proyecta estos días en la sección Punto de Encuentro de la Seminci, ha desvelado que no tiene proyectos concretos, aunque está empezando a pensar cuál será su próximo filme.


    (Fuente: EFE)



    Más información en: actualidad.terra.es


CINEASTAS RELACIONADOS
Matías Bize


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2019 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.