“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ARTICULO


  • Se ajustan últimos detalles de Fundación Fernando Birri

    El cineasta argentino Fernando Birri, a sus ochenta años verdadero patriarca del cine latinoamericano, le da los últimos retoques a la sede italiana de su fundación y al mismo tiempo presenta en la Casa Argentina filmes de homenaje dedicados al guionista italiano Cesare Zavattini, al poeta español Rafael Alberti y a Gabriel García Márquez.

    Son filmes realizados a lo largo de su vida "para rescatar la memoria, para hacer que el pasado no sea pasado, que sea presente y si se me permite también futuro, y para ayudar a que todas estas personas no mueran" dice Birri a la agencia ANSA.

    Más que un homenaje a la figura de García Márquez, que con él fundó la escuela de cine y televisión de San Antonio de los Baños de Cuba, que cumplió veinte años, Un señor muy viejo con unas alas enormes, es una película de ficción inspirada en el cuento homónimo del premio Nobel de Literatura colombiano.

    Un arcángel
    Además de dirigirla, Birri asume en la película el papel principal del Arcángel Gabriel encerrado en un gallinero.

    En cambio, Rafael Alberti, un retrato de poeta y ZA 05. Lo viejo y lo nuevo son "reconocimientos secretos a dos personajes que hoy están casi olvidados y que han sido muy determinantes en mi vida y en mi obra", declara Birri, que quiere sacarle toda retórica a la palabra homenaje, "aunque prefiero ser retórico y no desagradecido".

    Recordar a estos amigos hace que Birri rememore otra amistad, la que lo unió durante un verano y un otoño de 1955 al cineasta mexicano Emilio Fernández. El Indio Fernández había llegado a Italia con su película La tierra del fuego se apaga invitada por el festival de Venecia -recuerda- y el productor Peppino Amato le propuso filmar una remake de Las abandonadas en Sicilia.

    "Yo trabajé con él en el guión y lo recuerdo como una experiencia casi sadomasoquista, pero que me dejó grabada la lección de cómo estructurar un guión que no deber ser un río en el que todo fluye, sino un delta con infinitas posibilidades de variación".

    Hombre honesto
    Respecto de la posibilidad de hacer un día un "autorretrato", dice que más bien podría ser una "autocaricatura", aunque considera que todavía es demasiado joven como para intentarlo.

    Luego señala un filme de un joven argentino, Héctor Grosso, Donde comienza el camino, centrado no sólo en su figura y su obra sino también en la influencia que ésta ha tenido en el nuevo cine latinoamericano.

    En cuanto a la futura sucursal italiana de su Fundación de Artes Multimediales, Birri dice que no es más que una reiteración de su viejo sueño de un laboratorio ambulante de poéticas cinematográficas, que se hizo realidad por un breve período en Venezuela y que en versión argentina languidece en una vieja estación de trenes en Santa Fe (donde, por paradoja del destino, comenzaba la acción de su filme Tiredié).

    Pensar imágenes
    Es una Fundación para "hacer cine, escribir cine y pensar cine", para una sociedad que más que ninguna en la historia de la humanidad se ha concentrado en las imágenes pero afirma que "el nuestro debe ser un cine de resistencia, entendida esta palabra no solo en su dimensión política sino sobre todo poética, creativa, inventiva e imaginativa".

    Birri reitera que "lo nuevo no existe, hay que inventarlo y por eso es nuevo" y declara que sigue empecinado en llevar al cine el Fausto, de Estanislao del Campo.

    "Voy ya por la cuarta reescritura del guión y sigo creyendo que es una idea válida", concluye.


    (Fuente: ANSA)


PELICULAS RELACIONADAS
Za 05 lo nuevo y lo viejo


CINEASTAS RELACIONADOS
Fernando Birri


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2022 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.