“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA


  • Interioridades sobre la ópera prima colombiana Perro come perro

    Gracias a la Ley del Cine, la cinematografía colombiana pasa por un momento excepcional. Cali no se queda atrás: la película Perro come perro del director caleño Carlos Moreno y la producción de Antorcha Films y Patofeo Films, muestra las nuevas miradas del talento local. Carlos Moreno habló sobre el rollo de su nueva película.

    Carlos Moreno es egresado de Comunicación Social de la Universidad del Valle, Magister en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona, cuenta con una amplia trayectoria como director y editor de videos musicales, piezas de ficción y comerciales.

    ¿Cómo nació Perro como Perro?

    Del relato "Los Malditos" escrito por Alon-so Torres, un amigo quien estudió Sociología en la Universidad del Valle. La historia estaba ambientada en Cali, coleccionaba anécdotas verdaderas y otras de la fantasía nuestra. Fue cogiendo fuerza, desarrollándose como proyecto cinematográfico hasta que se filmó.

    ¿Cuál es el género de la película?

    Es un thriller de acción, lo que pasa es que el thriller como género lo traicionamos decididamente, no por ignorancia o por combatirlo, sino que lo adaptamos a las circunstancias, ubicado en la escena céntrica de Cali. Diría que la película tiene un componente, un tufo muy fuerte a humor negro.

    ¿Por qué procuraron que la producción fuera casi netamente caleña?

    Por una promesa de estudiantes. Las cabezas del equipo de producción nos habíamos prometido que en algún momento de nuestras vidas íbamos a hacer una película en Cali porque somos de Cali y nos formamos en Cali. Estoy hablando de Juan Carlos Gil, que es el director de fotografía, Diego Jiménez, que es el camarógrafo, y Marlon Moreno que es el protagonista, y de alguna manera toda la gente que estaba allí fue llegando a esa promesa. Coincidimos felizmente con Antorcha Films, que es una productora que está afincada aquí en Cali y tiene el propósito de poner las primeras piedras para tener una industria cinematográfica en la ciudad. La película se formó en su parte de producción en Bogotá con Patofeo Films, pero toda la base sólida la dio Antorcha para que surgiera el proyecto de Perro como Perro.

    ¿Cómo financiaron la película?

    La parte de producción y post-producción la hemos manejado a través de los beneficios de la Ley de Cine, es decir, de inversionistas que participan en la película, y es un proceso en el cual seguimos trabajando. Para la parte de pre-producción, que fue la escritura del guión, la consecución de contactos y lograr que se convirtiera en un proyecto cinematográfico nos ganamos varios premios del Ministerio de Cultura, la Fundación Carolina, Ibermedia y otros fondos cinematográficos.

    ¿Qué opina de quienes rechazan que el cine nacional se regodee con la violencia del país?

    Es una película de acción que podría desarrollarse en cualquier lugar del mundo. En Colombia por las circunstancias históricas y sociales en que estamos hay como una doble moral o una vergüenza por uno mismo. La gente ve las películas de acción de los gringos y no se siente dolido por la violencia que se ve ahí. Si la ven en una película colombiana les produce rechazo, les parece una cosa espantosa. Considero que es normal porque nunca nos habíamos visto tanto en la pantalla. Todos hemos sido víctimas de la violencia, y considero que quienes producimos tenemos el derecho de sentir indignación y de mostrarla a través de una película.

    ¿Por qué se debe invertir en cine?

    Porque es una industria que está creciendo y va a crecer impresionantemente y porque este país quiere verse en una pantalla. Socialmente una de las formas de curarse que puede tener este país es verse en la pantalla. Kusturica dio una lección de eso en Yugoslavia, prácticamente el país curó sus heridas con el cine de él, con Underground. Creo que es una de las tantas medicinas que necesita este país para sanar

    ¿Dónde le gustaría hacer cine?

    En Colombia. En este país muchos tenemos la intención de hacer una industria. Es posible hacerlo. Colombia es un país muy complejo, van a salir muchas historias qué contar, muchos documentales qué hacer. En la medida en que la gente se vea en la pantalla, vea la reinterpretación de la realidad en la pantalla, aprende a conocerse a sí mismo, a aceptarse, a avergonzarse. Es una forma de auto-curación. Los empresarios que inviertan en el cine no deben pensar que están haciendo una caridad, sino invirtiendo en una industria muy potente, hay un público como mucha sed y unos cineastas con mucha sed de hacer cosas.


    (Fuente: Revista Acción)



    Más información en: www.ccc.org.co


PELICULAS RELACIONADAS
Perro come perro


CINEASTAS RELACIONADOS
Carlos Moreno


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2019 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.