“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

NOTICIA
  • Gabriel García Márquez y Alfredo Guevara


    Alfredo Guevara y Tomás Gutiérrez-Alea, “Titón”


    Miguel Littín, Segio Trabucco, Eduardo Galeano y Antonio Skármeta
    Las lluvias de abril
    Por Sergio Trabucco Ponce*

    "¿Quién me ha robado el mes de abril?
    pero, ¿cómo pudo sucederme a mí?
    ¿Quién me ha robado el mes de abril?
    lo guardaba en el cajón
    donde guardo el corazón." Joaquín Sabina

    Fue abril de 1985 cuando el Comité de Cineastas de América Latina, una de las organizaciones políticas y culturales más interesantes de este siglo y el pasado, anunciaba la creación de la FNCL, un proyecto que llegaba tarde, nos había tomado dieciocho años, los setenta habían sido muy duros para todos, pero aunque tarde, logró impulsar nuestros sueños y sobrevivir hasta ahora en plena vigencia y actividad con resultados que ni siquiera soñamos.

    A sus verdaderos fundadores, desde los primeros días nos distinguieron con el  mote de los “Dinosaurios”, aun cuando en promedio no pasábamos los 40 años, poco menos, poco más. La edad que ya tienen muchos egresados de la EICTV, que están dando sus frutos y esperamos de ellos, de acuerdo a los nuevos tiempos, sus proyectos colectivos y generosos que den cuenta de sus aprendizajes, sus propias luchas y estructuras para consolidarlas.

    Cuánto ha llovido desde entonces¡¡ Escribir la verdadera historia despojada de todo mito, parece necesario y urgente. 30 años sí es mucho, algunos se van yendo y los que llegan solo conocerán el verso heroico.

    Abril ha sido un mes en que se nos han ido compañeros, personajes tan relevantes para la cultura universal y todos ligados desde muy jóvenes al cine y a la política. Se nos fue un martes 16 de 1996, uno de los más grande de nuestro Cine, Tomás Gutiérrez-Alea, “Titón”; lo siguió Alfredo Guevara  marchándose un viernes 19 de 2013 y su amigo, el laureado Gabriel García Márquez, también lo hizo un Jueves 17 del año siguiente.

    Todos ellos tuvieron historias de vidas cruzadas por el cine. Alfredo y Titón, desde la fraternidad hasta los enfrentamientos duros, dejándonos el segundo una obra cinematográfica  impresionante y el primero una praxis política consecuente y lúcida, que hasta sus últimos días, ya viejo, tampoco eludió. Ambos tenían el sentido de la trascendencia guardando sus cartas y sus textos a partir de los cuales podemos hoy adentrarnos en esa lucha común por el Cine Cubano y las características que asumía el proceso revolucionario.

    Gabo y Alfredo en sólida y cómplice amistad  de tantos años, junto a Fidel generaron las condiciones materiales para tener los espacios y recursos para iniciar este proceso que acompañó Julio García Espinosa quien hoy también resiste los embates del tiempo.

    Mientras escribía esta nota, llega la noticia que abril del 2015, despidió a otro amigo entrañable: el uruguayo-latinoamericano Eduardo Galeano, quien con sus “venas abiertas”, alimentó nuestras utopías libertarias.

    Cuando en el 2012 regresa a Cuba después de muchos años, Eduardo Galeano afirmó que “el amigo de verdad es el que critica de frente y elogia por la espalda”. El intelectual crítico y comprometido añadía que “aunque hace años que no vengo (a La Habana), siento que vuelvo sin haberme ido nunca. Cuba siguió siempre viva dentro de mí, en mis palabras, mis actos y en mi memoria”.

    Alfredo afirmó en ese momento, “Galeano es uno de los más grandes escritores de América. Que esté entre nosotros es una maravilla, se ha visto la acogida que le ha dado un público que es fundamentalmente joven. Las palabras de Galeano son la apoteosis de su amor hacia Cuba y hacia la Casa de las Américas y del amor de sus lectores en Cuba hacia él. Este acto es una consagración ética”.

    Ya está terminando abril y espero no hayan nuevas despedidas. Es tiempo de ir reconociendo a los nuevos protagonistas que están ocupando los espacios que estos grandes personajes dejan para la cultura, el cine y la política. Personajes de nuestra historia cotidiana unidos no sólo por la pasión por el cambio, el cine, las ideas y la lucidez de la palabra. También por la amistad. Esa amistad franca que se interpela, que debate, que discute, y que fue capaz de trascender hasta la muerte.

    *Sergio Trabucco Ponce es productor de cine; fundador de la FNCL y del Comité de Cineastas de América Latina; autor del ensayo Con los ojos abiertos. El Nuevo Cine chileno y el Movimiento del Nuevo Cine Latinoamericano. LOM Ediciones, Chile 2014.





BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2019 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.