“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

PREMIO DE FESTIVALES


  • Triunfal participación latinoamericana en la Berlinale

    Amplia cobertura en medios de prensa latinoamericanos han recibido los premios de El otro en Berlín. La película argentina de Ariel Rotter impactó en la Berlinale y se llevó el Gran Premio del Jurado y el Oso de Plata al Mejor Actor —Julio Chávez—, lo que confirmó la buena onda entre el cine de ese país y el festival berlinés, informa la sección de actualidad de Terra España.
     
    Con El otro se perpetuó la racha de cine argentino joven, de autor y con un lenguaje propio, que se va de la Berlinale con premio. La nómina de los últimos años habla por sí sola: las dos Platas de El otro suceden al Premio Alfred Bauer logrado en la edición anterior por El custodio, de Rodrigo Moreno, una película apuntalada, asimismo, en el trabajo interpretativo de Chávez.

    Dos ediciones atrás, en 2004, El abrazo partido, de Daniel Burman, se llevó exactamente los mismos premios que Rotter en su paso por la Berlinale, el especial del Jurado y el del actor, en ese caso para Daniel Hendler. El precedente inmediato de ellos fue Lucrecia Martel, con La ciénaga, premio a la mejor ópera prima en 2001, con una versión muy personal, inquietante e intensa de entender el cine. Martel, Burman, Moreno y ahora Rotter parecen confirmar así la regla no escrita de que la Berlinale 'entiende' bien el cine argentino, dentro y fuera de competición.

    Junto a los premios del jurado internacional, presidido por el director estadounidense Paul Schrader, La León, ópera prima de Santiago Otheguy, se llevó un premio a la calidad cinematográfica de los galardones Teddy, que otorga el colectivo homosexual.

    Rotter, como Burman, no acudió a competición como neófito en la Berlinale. Un año antes que El abrazo partido, Burman estuvo en Panorama con Todas las azafatas van al cielo. Tras lograr los dos Osos de Plata de 2004, regresó de nuevo al festival, fuera de competición, con Derecho de familia. Rotter, el ganador de esta edición, había estado anteriormente en la Berlinale con Solo por hoy, en 2001.

    Como un “reconocimiento a una generación de cineastas argentinos”, calificó el director Ariel Rotter el “gran premio del jurado” obtenido por su cinta El otro, informa el periódico La Nación. Según el realizador, los dos Osos de Plata obtenidos en la versión número 57 del Festival de cine de Berlín, entre los cuales también se encuentra el premio en la categoría Mejor actor obtenida por el también argentino Julio Chávez, “pueden aportar fe al cine argentino, un cine personal, de autor, de riesgo, que no tiene por qué atender a las leyes del mercado”.

    El director, incluso recalcó su interés en hacer un cine arriesgado y su falta de preocupación por la boleterías comentando “no hacemos películas para el público, sino para determinadas personas dentro de ese público”. El otro narra la historia de un abogado de Buenos Aires que durante el trayecto de un viaje a la provincia de Entre Ríos toma la personalidad de un hombre muerto.

    OTROS FILMES LATINOAMERICANOS EN BERLÍN

    En el nuevo Madrigal cinematográfico de Fernando Pérez, coproducción de España Cuba, la realidad y la ficción se unen en una producción deliberadamente estilizada. El primero de dos cuentos se centra en el mundo actual  del teatro habanero;  el segundo es una  historia de delirio erótico que transcurre en el futuro. Después de varias películas exitosas (La vida es silbar; Suite  Habana), Fernando Pérez se considera ahora como uno de los mejores directores cubanos. La sección Berlinale Special, cuyo  lema de este año fue Memoria y Experimento, presentó la cubana Madrigal, de Fernando Pérez. Esta sección estuvo dedicada a cineastas y películas que el festival quiere homenajear de manera especial por sus logros artísticos. La película es una mezcla de realidad y ficción que cuenta dos historias, una contemporánea y otra  que transcurre en una realidad futura, sin llegar a ser un filme de ciencia ficción. Esta variante de su cine resulta más poética, e incluso el cineasta la califica  de abstracta, pero no exenta de su tradicional cubanía.  
     
    Por su parte la sección Panorama incluye la coproducción argentino-francesa La León, de Santiago Otheguy, con las actuaciones de Jorge Román, Daniel Valenzuela. Brasil también estuvo representado en la muestra con La casa de Alice, de Chico Teixera, con Carla Ribas, Berta Zemel, Vinicius Zinn, Ricardo Vilaça, Felipe Massuia. La hispanidad estuvo representada por Invisibles, de Isabel Coixet, Fernando León de Aranoa, Mariano Barroso, Javier Corcuera y Wim Wenders.
     
    El cine latinoamericano estuvo presente en todas las secciones del 57 Festival de Cine de Berlín, cuya programación en concurso incluyó El otro, de argentino Ariel Rotter y O ano em que meus pais saíram de férias (El año en que mis padres se fueron de vacaciones), del brasileño Cao Hamburger, junto al corto chileno Lo que trae la lluvia, de Alejandro Fernández Almendras, formarán parte de la presencia latinoamericana del certamen.

    En ese sentido, de hecho todas las secciones de la Berlinale contaron con presencia latinoamericana e inclusive el actor mexicano Gael García Bernal fue miembro del jurado oficial del encuentro. .

    Bajo el título Memorias cubanas, fueron presentados en el Festival de Cine de Berlín, todos los documentales sobre la Isla caribeña realizados por el periodista y cineasta italiano Gianni Miná, quien en ese certamen recibió la Cámara de la Berlinale. Los organizadores del prestigioso Festival entregan ese alto galardón desde 1986 a personalidades e instituciones vinculadas al tradicional encuentro cinematográfico de la capital de Alemana. Miná,  un reconocido hombre de los medios de difusión, presentó en la cita germana en 2004, en la sección Panorama, el documental Travelling With Che Guevara, sobre el octogenario Alberto Granado, amigo del luchador argentino-cubano. Después de la entrega de la distinción, se presentaron dos de los trabajos de Miná, Un día con Fidel y Fidel cuenta el Che, ambos de 1987.

    Finalmente, en la sección Foro Internacional de Cine Joven, que exhiben los trabajos más arriesgados e innovadores, se presentarán sendas producciones dirigidas por mujeres Extranjera, de la argentina Inés de Oliveira Cézar, y El telón de azúcar, coproducción entre Cuba y España, de Camila Guzmán.

    Resumen de Joel del Río, tomado de diversas fuentes de Internet.

     

    Resumen por: Joel del Río


CINEASTAS RELACIONADOS
Fernando Pérez


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2020 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.