“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ARTICULO


  • Toulouse vuelve a celebrar cine latinoamericano

    Del 17 al 26 de marzo en Toulouse: Décimo octava edición de los Encuentros de Cine de América Latina. Julio Feo entrevista al director de cine brasileño Ruy Guerra que ha presentado su película O veneno da madrugada  en la sección Panorama.

    El Festival de Toulouse, que organiza la asociación A.R.C.A.L.T. es una ocasión única cada año para que el público francés pueda descubrir una selección exhaustiva de lo mejor y más representativo de la producción cinematográfica latinoamericana de los últimos doce meses. Entre las películas de la competición, en la categoría Premio Coup de coeur, las cintas seleccionadas son las argentinas Ciudad en celo, de Hernán Gaffet, y La marea, de Diego Martínez Vignatti; las brasileñas A casa de Alice, de Chico Teixeira, y Baixio das bestas, de Claudio Assis; las mexicanas El cobrador, de Paul Leduc, y Familia Tortuga, de Rubén Imaz Castro, y la cubana Madrigal, de Fernando Pérez.

    El Festival otorgará el premio Flechazo al film ganador (dotado con 6.100 euros). Para este año se han organizado homenajes al chileno Raúl Ruiz y su discípulo Sánchez (presidente del jurado oficial), y un repaso al cine brasileño de directores y actores negros.

    La sección Cine en construcción, de ayuda al cine latinoamericano organizada en cooperación por los festivales de Toulouse y de San Sebastián, permite desde hace ya cuatro años, obtener una ayuda decisiva para finalizar películas inacabadas, en proceso de elaboración. Películas como Extraño, El cielito, Sangre, Historias mínimas, La perrera, o El violín, han sido posibles gracias a estas ayudas de las empresas de la industria cinematográfica.

    En la presente edición han sido seleccionadas seis películas de Uruguay, Brasil, Chile, México, Argentina y Ecuador. En la sección Panorama del Festival de Toulouse, se puede ver una selección exhaustiva de lo mejor del cine latinoamericano del año desde Batalla en el cielo, de Carlos Reygadas a Iluminados por el fuego, de Tristán Bauer, con homenaje especial al actor Gastón Pauls, o también O veneno da madrugada, la última película de ficción de Ruy Guerra, adaptación de la novela La mala hora, de Gabriel García Márquez. En Argentina, por razones comerciales, se ha distribuido con el título homónimo de la obra del escritor colombiano.

    Ruy Guerra, nacido en 1931 en Maputo, Mozambique, que empezó su carrera en Brasil en los años sesenta convirtiéndose en uno de los pioneros del cinema nuovo brasileño, ha representado al Brasil en varias ocasiones en el Festival Internacional de Cannes. Destaquemos en su filmografía Os cafajastes (1963), Os fuzils (1964), Os deuses e os mortos (1970), Erendira (1983), Opera do malandro (1985), A fabula da bela palomera (1987), Kuarup (1988), Estorvo (2000), y ahora Veneno da madrugada (2005), que es ya su 25 largometraje.

    Esta es entonces la tercera vez que Ruy Guerra adapta al cine una novela del escritor Gabriel García Márquez (después de Erendira y La bella palomera). Fiel al espíritu, más que a la letra de la novela original, Ruy Guerra ha construido un sólido guión que transcurre durante 24 horas en un lugar indeterminado de América Latina, relatando la misma historia desde distintos puntos de vista, --a la manera de Rashomon, gran clásico del japonés Akira Kurosava-- con una compleja estructura dramática y una inteligente puesta en escena que recurre a largos planos secuencia. Ruy Guerra, con la complicidad de su director de fotografía Walter Carvalho, optan por un concepto visual excesivamente radical al utilizar de forma sistemática el claroscuro, y la profusión de imágenes sombrías y nocturnas bajo la lluvia. Sobre su película y sobre el conjunto de su carrera hemos conversado con el director brasileño.

    Capital, la autogestionada ópera prima de Augusto González Polo, fue seleccionada para la sección Découverte del certamen de cine latinoamericano de Toulouse, mientras que se anunció que los siete largometrajes latinoamericanos en su competencia oficial serán juzgados por los directores chilenos Cristian Sánchez y Sebastián Lelio, la productora colombiana Lina Echeverri, el coordinador de programas del parisiense Fórum de las Imágenes, Gilles Reuseeau, y el director de fotografía portugués, Acácio de Almeyda.

    Los largometrajes mexicanos Dos abrazos y Familia tortuga fueron seleccionados para competir en dos de las principales secciones del XIX Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse, Francia, anunciaron los organizadores. La presidenta del certamen Esther Saint-Dizier precisó  en rueda de prensa, que también fue elegida para competir por el premio al Mejor Cortometraje la cinta Venus, del director José Álvarez.

    Las dos películas mexicanas seleccionadas competirán por el Premio Fipresci de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica con otras siete cintas de Argentina, Brasil, Chile y Colombia. Familia tortuga, dirigida por Rubén Imaz Castro, competirá además por el premio del público Intramuros con otras seis cintas de Argentina, Brasil y Cuba, según el programa del certamen. 

    Dos abrazos, obra de Enrique Begné, fue seleccionada también para el premio Rail d'Oc, precisaron los organizadores que este día presentaron el programa del festival de este año en el Cine Latina de esta capital.
    Fuera de competencia, el festival proyectará en su sección "descubrimiento" la película mexicana Fuera del cielo del director Javier Patrón y Morirse en domingo de Daniel Gruener. En la sección de cortometrajes, fuera de competición, se proyectarán cuatro películas cortas mexicanas Música de ambulancia, Pan comido, Bestiario y Al final del surco.

    El Festival rendirá este año un homenaje a los géneros musicales latinoamericanos en cuyo marco se proyectará la película mexicana El violín, de Francisco Vargas, que representará a la música popular mexicana. El cine chileno y el brasileño protagonizarán los XIX encuentros de cine latinoamericano de Toulouse, al sur de Francia, que rendirá homenaje este año al cineasta chileno Raúl Ruiz, exiliado en Francia luego del golpe de Estado de Augusto Pinochet.

    El certamen de la denominada Ciudad rosa proyectará una retrospectiva de las películas del periodo chileno de Raúl Ruiz que incluye su obra más famosa, Tres tristes tigres, su primer largometraje, estrenado en 1968. Por otro lado, se exhibirá un vasto programa de cintas del denominado cine "afro-brasileño" , muy minoritario. Brasil será también protagonista del Festival con un homenaje al actor Lázaro Ramos, quien participó en 14 películas y es popular en su país por su carrera en la televisora O Globo, la más popular del país.

    El tema de la esclavitud y la presencia de personas de raza negra en el cine brasileño estará presente con la proyección de una serie de películas como Ganga Zumba de Carlos Diegues y documentales como Abolicao de Zozimo Bulbul.

    La Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los años, en Cuba, será el centro invitado en esta edición en la que se proyectarán trabajos de los estudiantes de la célebre institución. El Festival de cine latinoamericano de Toulouse es junto al de Biarritz, al suroeste, el más importante dedicado al cine latinoamericano existente en Francia y uno de los más importantes de Europa.

    Resumen por: Joel del Río

    (Fuente: Radio Francia Internacional)



    Más información en: www.rfi.fr


CINEASTAS RELACIONADOS
Ruy Guerra


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2021 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.