“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez

ENTREVISTA


  • La cubana Rebeca Chávez: 24 horas que estremecieron a Santiago de Cuba
    Por Cecilia Crespo y Pedro de la Hoz

    Cuando la cubana Rebeca Chávez decidió filmar su versión de Bertillón 166, no se detuvo a cuestionarse si la épica estaba o no de moda. Sabía que en algún momento a Julio García Espinosa y Tomás Gutiérrez Alea se les había ocurrido llevar al cine la novela que inauguró el sendero de triunfos del Premio Casa de las Américas.

    Rebeca Chávez también sentía que la historia era suya nació en Santiago y casi niña todavía participó en afanes insurreccionales y que podía entregarse a plenitud desde la ficción a principios y circunstancias que le eran muy cercanos.

    El ICAIC celebró su cincuentenario y lo hizo con el estreno de Ciudad en rojo, la película de Rebeca inspirada en la novela de José Soler Puig.

    "Cuando un filme se basa en un libro lo que se hace es una especie de reescritura, la que efectué con la complicidad y la colaboración de Xenia Rivery. Ambas hicimos una selección de los conflictos y de los personajes corales que narra la novela. No sé si serán muy novedosas las aristas que toco, pero me resultaron muy interesantes porque tanto la novela como la película tratan de reflexionar sobre la violencia y sus consecuencias en jóvenes que se ven envueltos en esa situación y encuentran un camino para empezar a solucionar los problemas. De alguna manera es una visión de lo que sucedía en Santiago de Cuba durante la época de Batista".

    ¿Una definición de la película?
    Es la historia de personas comunes que se imbrican en un proceso que les dejará huellas.

    ¿Otra definición?
    Tiene de política, de thriller y de policíaco, pudiéramos decir que es un thriller político.

    Rebeca llega a este largometraje después de una extraordinaria saga como documentalista, formada en la mejor escuela: la de Santiago Álvarez. Aunque antes había probado sus armas con dos cortos de ficción: El triángulo y La fidelidad.

    De su pulso como realizadora dan cuenta varias joyas: Buscando a Chano Pozo (1987), Con todo mi amor, Rita (2000) y Cuando Sindo Garay visitó a Emiliano Báez (2002). Además, fue responsable de tres mediometrajes de la serie Caminos de Revolución (2004) y directora general de una colección, todavía por estrenar íntegramente, sobre la música cubana.

    "No veo grandes diferencias confiesa entre la película y mis anteriores trabajos, porque la fotografía que fui armando junto al director de esta especialidad, Ángel Alderete, tiene un cierto tono documental. Siempre digo que nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión y empezamos con imágenes de archivos pertenecientes a todos los documentales que encontré sobre Santiago de Cuba y luego nos trasladamos a la ficción. La concepción de la fotografía está contaminada de una mirada documental y pautada de mi impronta como documentalista".

    ¿Una última consideración?
    Me hubiera gustado estrenarla un 30 de noviembre en Santiago y la estrenaré gustosamente en el aniversario 50 del ICAIC, aunque no hago películas para efemérides. Hago cine porque en ello me va la vida.


PELICULAS RELACIONADAS
Ciudad en rojo


CINEASTAS RELACIONADOS
Rebeca Chávez


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2017 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.