“Nuestro objetivo final es nada menos que lograr la integración del cine latinoamericano. Así de simple, y así de desmesurado”.
Gabriel García Márquez
Presidente (1927-2014)

ENTREVISTA


  • Enrique Rivero cuenta en Parque Vía una historia mexicana "de soledad, rutina y monotonía”

    Parque Vía es una película que nace de la necesidad que tenía Rivero de contar una historia que le llamó poderosamente la atención desde que era chico y por eso prefirió que los personajes que aparecen en el largometraje fuesen los mismos que en la vida real. Por este motivo no contó con actores profesionales, sino que cada cual se interpretaba a sí mismo.

    En esta producción mexicana Beto es cuidador de una casa en la Ciudad de México, vacía desde hace muchos años y en la que antes trabajaba de mozo. La soledad de los últimos diez años, así como la rutina y la monotonía de su trabajo, han hecho que esté cada día más encerrado en una vida que la mayoría considera asfixiante; sin embargo, a él le da la seguridad y la estabilidad que no encuentra en el amenazante mundo exterior.

    Tanto así que ha desarrollado un miedo patológico por este mundo en el que únicamente se relaciona con dos personas: la señora de la casa, por la que siente un profundo agradecimiento y un respeto tal que se traduce en incondicional obediencia, y Lupe, amiga, confidente y amante. La noticia de la próxima venta de la propiedad en la que vive enfrenta a Beto a un dilema entre atreverse a salir y vivir o buscar la manera de permanecer en su confinamiento.

    "Siempre me había intrigado muchísimo su situación, —comenta Rivero a Cinestel—, porque llevaba como 30 años en una casa encerrado, cuidándola y haciendo esa misma rutina y pensé que una situación así es lo más parecido a la sensación que se tiene cuando se está en la cárcel después de mucho tiempo, aunque esa es una especie de cárcel voluntaria".

    Tú mencionaste que ya lo conocías, ¿cuál era tu relación con él antes de la película?

    Yo lo conocía desde hace bastante tiempo y pensé que era una persona que lo iba a hacer muy bien, porque es una persona que tiene una fuerza y una presencia muy interesante.

    Después de esa idea de partida yo me puse a averiguar con psicólogos y con más gente qué le habría podido llevar a una persona a vivir en una situación así y, en caso de que tuviera una fobia social a salir al mundo exterior, qué sentiría y cómo viviría una supuesta venta de la casa.

    ¿Pero el hecho de trabajar con actores no profesionales, crees que ha significado una dificultad añadida para ti como realizador?

    Creo que en verdad lo único que has que tener son las cosas más claras, o sea, tienes que tener muy claro lo que quieres y también gozas de otras ventajas increíbles. Por lo menos en este proyecto era indispensable hacerlo con actores no profesionales. El guión y todos los planos secuencia estaban ya preestablecidos.

    Yo nunca había trabajado con no actores pero al final fue lo mejor que me ha pasado. Fue muy buena la reacción de los personajes, fue muy fácil como director estar con ellos y retratar eso y, aunque es ficción completamente, sí que hay unas partes como de documental que me gustaron mucho, porque así se ve la realidad completamente.

    Anteriormente habías trabajado en la industria bancaria y lo dejaste para dedicarte a esto; ¿te llena más el mundo del cine que el de los créditos hipotecarios o al consumo?

    Sí, mucho más, aunque también es difícil y tiene sus lados raros, pero es una satisfacción personal estar haciendo algo por tu cuenta y siempre es un desarrollo constante al estar aprendiendo y conociendo y moviéndote con gente y lugares que de otra manera no lo podrías hacer.

    ¿Qué te parece la evolución que está teniendo este tipo de cine más innovador y arriesgado?

    Creo que en el cine mexicano está teniendo mucha fuerza últimamente y se están sacando cosas muy interesantes, al igual que el cine español que también está apostando por personas como Pedro Aguilera o Rosales que son muy buenos cineastas.

    Enrique Rivero y Paola Herrera formaron recientemente esta nueva productora llamada Una Comunión. Enrique nació en Madrid, pero es mexicano. Paola procede de Mantarraya, la compañía de Carlos Reygadas. Los próximos proyectos que piensan levantar son Stroke, de Daniela Schneider, y Los últimos cisteros, de Matías Meyer. También Rivero está ultimando su próximo guión que probablemente rodaría en el año 2009.


    (Fuente: Cinestel)


PELICULAS RELACIONADAS
Parque Vía


CINEASTAS RELACIONADOS
Enrique Rivero


BUSQUEDA DE TEXTOS









RECIBA NUESTRO BOLETIN

APOYO DE
COLABORACION
Copyright © 2020 Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. Todos los derechos reservados.
©Bootstrap, Copyright 2013 Twitter, Inc under the Apache 2.0 license.